17 fotos que muestran cómo daña la basura a los animales marinos

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

Por lo menos 8 millones de toneladas de plásticos terminan en los océanos cada año ―lo cual se asemeja con descargar el contenido de un camión de basura en aguas marinas cada minuto―. Esta basura ―ya sea tapas de botellas, globos o cordeles de pesca― tiene un grave costo en la vida marina.

Cuando los animales se encuentran con basura plástica flotando alrededor del océano, pueden confundirla con alimento y comerla. Con el tiempo, si comen lo suficiente, pueden comenzar a sentirse satisfechos y morir de desnutrición. También pueden quedar enredados en materiales de embalaje desechados o en redes de pesca abandonadas, lo que provoca lesiones y a veces muerte.

No hay datos fiables sobre cuántos animales son perjudicados por la contaminación de los océanos cada año, pero los autores de un estudio de 2015 ―que encontró la incidencia de alrededor de 44.000 animales que se enredan o tragan desechos desde la década de 1960― consideran que el problema ha sido “subestimado”.

Echa un vistazo a la galería de abajo para ver las desgarradoras imágenes de los animales que han sido dañados por la basura de plástico:

Tortuga con plástico alrededor de su concha. Departamento de Conservación de Missouri

Un polluelo muerto de albatross con restos marinos de plástico en su estómago. Fotografiado en el Refugio nacional de vida salvaje Midway Atoll,en el Océano Pacífico en septiembre de 2009.

Pez capturado por una banda de plástico rojo en el mar Caribe. Karen Doody/Stocktrek Images via Getty Images

Pájaro que aparentemente murió estrangulado por la cuerda de un globo. Pamela Denmon USFWS.

Tiburón con desechos de plástico en su boca. ​​​​​​Aaron ODea/Marine Photobank

Lobo marino del cabo murió asfixiado a causa de un plástico alrededor de su cuello. Martin Harvey via Getty Images​​.​

Pájaro atrapado en escombros de plástico. David Cayless/Marine Photobank

Tortuga marina verde atrapada en escombros; para los organismos que respiran aire, enredarse en escombros evita que puedan nadar hacia la superficie, lo que provoca que se ahoguen. NOAA

Tiburón limón con una bolsa de plástico alrededor de sus branquias, en las Bahamas. Jonathan Bird via Getty Images.

Elefante marino del norte con una cicatriz provocada por el plástico en la isla de Guadalupe en México. Kevin Schafer via Getty Images.

Científico muestra bolsas de plástico sacadas de los intestinos de una ballena en Noruega. Christoph Noever/University of Bergen.

Bao XiShun, el hombre más alto del mundo, saca del estómago de un delfín enfermo un pedazo de plástico; mientras, los trabajadores retienen sus mandíbulas, en un acuario en Fushun, China, en 2006. Xishun llegó al rescate de dos delfines que enfermaron después de haber tragado el plástico de su piscina, y los veterinarios no lograran quitarlo. VCG via Getty Images

Tortuga marina que ingería un globo. Blair Witherington/NOAA

Los buzos de NOAA liberan el cuerpo de un animal marino de escombros, estos pueden causar lesiones o incluso la muerte. NOAA

Cigüeña atrapada en una bolsa de plástico en España. Getty Images

Un albatros de Laysan fallecido, descansa en el suelo en el atolón de Midway, con el estómago expuesto, que se nota lleno de desechos que consumió en su habitat costero. Los animales marinos no pueden digerir los desechos y muchas veces mueren por inanición. NOAA.

Hay algunas pequeñas maneras en que todos podemos ayudar a frenar la cantidad de plástico que se desecha a diario: Comienza por consumir menos artículos de un solo uso, como popotes y contenedores para llevar, así como reciclar lo que tenga un doble uso.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost EU.
Sarah Ruiz-Grossman

The Huffington Post

Recent Posts