5 Cosas que te pasan cuando tomas alcohol antes de los 21 años

  • Compartidos

¿Qué tanto es tantito? Dirás frente a una cerveza o un gin, en la fiesta del viernes con tus cuates. Mi papá me deja. También dirás sin estar enterado de que seguramente si tu papá te deja es que es completamente ignorante en el tema. Todos los demás están tomando, ni modo que yo no. Dirás al sentir curiosidad de beber alcohol que se te ha prohibido la vida entera o presión de tus cuates de que si no tomas es por puto.

Aquí, solo algunas de las consecuencias de beber antes de tiempo.

  1. Tu cerebro no se termina de desarrollar, sino hasta los 21 años. Consumir alcohol con frecuencia antes de esta edad implica que ese desarrollo muy posiblemente se detendrá. Y ese desarrollo es el que te dará las habilidades de planeación y resolución de problemas, así como de discernimiento el resto de tu vida. “Es muy probable que el alcohol altere el proceso de maduración de los circuitos cerebrales, lo que puede afectar a la función cognitiva más adelante”, comenta Mary-Louise Risher, coautora del estudio Adolescent Intermittent Alcohol Exposure: Persistence of Structural and Functional Hippocampal Abnormalities into Adulthood de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke (EE.UU.) publicado por Alcoholism: Clinical & Experimental Research.
  2. Aumentan las probabilidades de convertirte en un alcohólico. Sí. Real. Según los resultados de una encuesta realizada en Estados Unidos y publicada en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, un 47% de las personas que comienzan a beber alcohol antes de los 14 años desarrollan una dependencia en algún momento de su vida, en comparación con un 9% de aquellos que esperan como mínimo hasta los 21 años. La correlación se mantiene incluso cuando se tienen en cuenta los riesgos genéticos de alcoholismo.
  3. Depresión, ansiedad y baja autoestima. También aumentan. De por sí la adolescencia es un periodo complejo, el consumo de alcohol solo ayuda a fomentar las complicaciones naturales de la vida. Beber no tendrá el efecto que buscas de olvidarte de los problemas sino lo contrario. Beber interfiere con los neurotransmisores de nuestro cerebro que se encargan de mantener la salud mental, entonces la depresión y la ansiedad suelen incrementarse y esto hace más difícil lidiar con la vida y situaciones de estrés.
  4. Te expones al ridículo en redes sociales. La pérdida del juicio que provoca el consumo de alcohol siempre ha logrado que el borracho haga el ridículo. Nada más que ahora, el ridículo no se queda en la fiesta a la que fueron 20 o hasta 100 personas, sino que muchas veces los borrachos son grabados en video y expuestos por otro borracho sin juicio. Entonces el asunto se hace viral en tu escuela y todas las demás, y a veces no solo de la zona donde vives. La exposición social es algo que puede afectar tu vida presente y futura también.
  5. Y, por si no fuera suficiente, puedes morir. Y ya si el ridículo no te importa, aunque lo dudamos, existe la posibilidad de morirte. Por intoxicación, que puede darse a partir de 4 tragos en dos horas, según el sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina en EU. O bien, en un accidente. En México, los accidentes viales son todavía (a pesar del alcoholímetro) la primera causa de muerte entre los jóvenes, reportó el año pasado el Instituto Nacional de Salud Pública. Del total de accidentes, hasta 60% está relacionado con consumo de bebidas alcohólicas.

Así, que más allá del permiso de tus papás o de que es ilegal, tú decides.

#NoTeHagasGuey

Es una campaña promovida por Cerveceros de México, y recomienda:

– El consumo de alcohol es sólo para mayores de edad.

– Sí decides consumir alcohol, sólo debes hacerlo de manera moderada.

– El abstencionismo debe ser respetado.

– Bajo ninguna circunstancia ofrezcas o vendes alcohol a un menor de edad.

– Consejos prácticos para el consumo responsable de alcohol:

– Siempre acompáñalo con alimento.

– Durante su consumo ingiere también agua o bebidas no alcohólicas.

– Considera que el hígado tarda en procesar el alcohol entre 1 y 2 horas.

– Las mujeres tardan más tiempo en procesar el alcohol que los hombres.

Fuente: HuffPost México

Recent Posts