Suscribirme

6 cosas que puedes hacer para quemar más calorías durante tu jornada laboral

Hay muchas formas de mantenerse saludables a pesar de las ocupaciones.

febrero 14, 2017

Las múltiples actividades durante la jornada laboral y el tiempo que implica realizarlas son excusas muy habituales entre quienes llevan un estilo de vida sedentario y poco saludable.

Pasar largas horas sentados frente a la computadora, cumplir con cada tarea asignada y atravesar momentos de estrés suelen ser los motivos por los que muchos descuidan su salud y peso corporal.

Estas situaciones tienden a incrementar la sensación de ansiedad y, dado que el tiempo es limitado, muchos tienden a hacer elecciones alimentarias que conducen al sobrepeso.

Sin embargo, esto no tiene por qué afectar el estilo de vida, ya que hay muchas formas de mantenerse saludables a pesar de las ocupaciones.

Incluso, poniendo en práctica unos hábitos muy sencillos se puede aumentar el gasto energético para incrementar la quema de calorías y grasa.

Como sabemos que muchos están interesados, en esta ocasión queremos compartir en detalle 6 cosas que todos pueden hacer para cuidarse mientras cumplen con su trabajo.

1. Consumir té verde

El té verde es una bebida tradicional que se ha hecho popular en todo el mundo por sus múltiples propiedades medicinales y adelgazantes.

Esta infusión es una fuente orgánica de antioxidantes como las catequinas que, tras ser absorbidas, mejoran el proceso de digestión de las grasas y previenen su oxidación en el organismo.

Consumir una o dos tazas durante la jornada laboral aumenta la quema de calorías, disminuyendo el tejido adiposo y mejorando la digestión de los alimentos.

De hecho, ingerirla a diario podría ayudar a perder hasta 80 calorías sin hacer demasiado esfuerzo.

Eso sí, su consumo debe ser moderado porque tiene un ligero efecto laxante que puede provocar reacciones adversas cuando se toma en exceso.

Además, dado que no es una bebida milagrosa o algo parecido, sus beneficios dependen de los demás hábitos alimenticios.

2. Aprovechar las pausas para hacer ejercicio

Las pausas que se tienen durante el día de trabajo se pueden aprovechar para realizar algunos ejercicios físicos que contribuyen a quemar más calorías.

La silla de la oficina y los espacios libres pueden utilizarse para hacer algunos movimientos que aumentan la relajación y el gasto energético.

Los estiramientos, los abdominales y las sentadillas son actividades sencillas que no toman mucho tiempo y cuyos beneficios son extraordinarios.

3. Ingerir pomelo

Pomelo

En lugar de llevar al trabajo aperitivos poco saludables, consigue uno o dos pomelos y consúmelos cuando te ataque el hambre.

Esta deliciosa fruta cítrica aporta muy pocas calorías, dado que un 90% de su composición es agua.

Sus compuestos antioxidantes promueven la eliminación de las toxinas y, de hecho, favorece el control del azúcar en la sangre para evitar que genere acumulación de grasa corporal.

Aporta cantidades significativas de fibra, necesaria para mejorar la digestión de los alimentos y controlar el deseo insaciable de comer.

Ingerirla a lo largo del día está asociado con el aumento del ritmo del metabolismo y la prevención de la diabetes tipo 2.

4. Aumentar el consumo de agua

Llevar una botella con agua al lugar de trabajo es un hábito muy simple y económico que contribuye a mejorar la salud en muchos aspectos.

Este líquido vital es fundamental para mantener el organismo hidratado y libre de riesgos de ciertas enfermedades.

Su ingesta influye en el control de las calorías ingeridas y, de paso, participa en los procesos de desintoxicación que ayudan a mejorar la pérdida de peso.

Además, es la opción más saludable para controlar la sed, ya que no contiene calorías, azúcares ni añadidos artificiales.

5. Preferir las escaleras en lugar del ascensor

Utilizar las escaleras de la oficina en lugar del ascensor es una práctica sencilla para vencer poco a poco el sedentarismo.

Este ejercicio es muy bueno para aumentar el gasto energético y, de hecho, ejerce efectos positivos en la salud circulatoria y muscular.

6. Caminar siempre que sea posible

Caminar a paso rápido siempre que se tenga un tiempo libre puede contribuir a quemar más calorías de lo habitual.

Esta actividad puede realizarse de camino al lugar de trabajo, en especial cuando la oficina queda cerca de casa.

También se puede hacer durante las pausas, o bien, tras reposar en la hora del almuerzo.

Una corta caminata aumenta el nivel de energía, reduce el estrés y permite tener una jornada con más productividad.

¿Estás list@ para aplicar estas recomendaciones? Ahora que sabes cómo quemar más calorías durante el trabajo, procura practicarlo todos los días para aumentar tu sensación de bienestar.

Fuente: mejorconsalud.com

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones