A mi compa el cajero le manda mensaje y le dice a quién robar

robar a cuentahabientes cajero

A mi compa el cajero le manda mensaje y le dice a quién robar

Soy lector de Letra Roja y les narro mi historia. Durante los últimos dos meses, mi medio de transporte ha sido el Metrobús de la Línea 1 que corre de Indios Verdes a El Caminero, atravesando la ciudad de México de norte a sur.

El pasado jueves 27 de agosto tomé este medio de transporte en la estación Insurgentes, una vez dentro de este camión articulado me disponía a ponerme mis audífonos y escuchar música. En el tramo de Insurgentes a Durango me puse a buscar el walkman dentro de la mochila. Y fue cuando un par de jóvenes de entre 19 y 21 años comenzaron a platicar, inmediatamente llamó mi atención la conversación entre estos dos chavos.

Los llamaremos Pedro y Juan, por motivo de diálogo.

Uno de ellos comenzó la plática preguntado ¿Qué pedo, ya tienes jale?

Pedro.- No tengo trabajo. No sé qué voy hacer mi vieja ya se alivia en octubre y no tengo dinero y mis jefes tampoco. Me lleva la chingada, donde quiera que voy me piden el certificado de bachillerato y no lo tengo.

Juan.- Mira ese tabledance que acabamos de pasar, hay que ir.

Juan.- Mañana pasamos y vemos, a ver si hay chance, yo tampoco tengo lana y mi jefa ya me dijo que si no estudio que me ponga a trabajar.

Pedro.- No te lo había querido decir pero tengo un valedor que es “la maña”, le pega a puros cuentahabientes y nóminas de Bancomer y Banamex ¡Me dijo que me daba 50 mil varos al mes!

Juan.- ¿Y qué hay que hacer? ¡Porque si te atoran, te lleva la chingada!

Pedro.- Ese güey tiene valedores que son cajeros, le mandan un mensaje de WhatsApp diciéndole quién saco dinero, cómo va vestido y de cuántos años se ve. Los cajeros se hacen pendejos contando la lana, o le piden tiempo para que autoricen su retiro de efectivo porque es una suma grande. Les hace la plática y les pide más datos, para hacer tiempo y mi compa identifique al don o la doña dentro del banco. Ya cuando le dieron la feria les piden que cuente la lana para comprobarla ahí en la ventanilla.

Por eso te digo, mi compa pone el arma y maneja. Lo único que nosotros haríamos es atorarlo cuando salga del banco encañonarlo y subirlo al coche. Una vez ya en la troca le damos unos putazos (para que nos diga dónde vive, con quién vive y ver si le podemos tumbar más lana, relojes o joyas).

Según mi compa es seguro. No hay fijón. Él ya está bien puesto con los cajeros, mi compa también se mocha chido con los del banco, el tiro ya está puesto desde adentro. No siempre tumba en los mismos bancos, tiene diferentes zonas de atraco ¿Cómo ves?

Juan.- ¡No sé cabrón! ¡Está bueno! Pero si nos atora “la tira” nosotros tenemos más pedo por la pistola, nos pueden acusar de secuestro y está más cabrón, tu compa solo maneja y no se mete en tantos pedos, él puede decir que el pedo es nuestro.

Pedro.- Tengo todo septiembre para juntar una lana para lo que me alcance. Ya le dije a mi ruca que vayamos al Seguro Popular, pero su papá ya brincó y me dijo que me ponga a trabajar y no pida caridad. ¡Pinche viejo, que no se meta o le voy a dar unos …!

¡Su hija también tiene la culpa por andar de caliente! ¡Pinche vieja! También que se ponga a trabajar. Sino que su jefe pague y deje de andar de pico, el viejo sí tiene lana.

Juan.- Habla con su jefe, no te pongas al brinco, siempre que pláticas con el ruco terminas peleando con él. ¡Pues dejaste panzona a su hija!

Pedro.- ¡Pinche viejo!

Juan.- ¿Oye güey cómo llegas? ¿No te conviene más por el Rosario?

La plática siguió su curso sobre el transporte y trayecto a casa de cada uno de ellos.

No dejé de pensar en esa conversación por un largo rato. Todo sabemos que la situación económica del país está más que complicada y más para jóvenes que no concluyeron ni sus estudios medios.

No hay trabajo y esta plática es tan sólo un reflejo de la falta de oportunidades para los jóvenes que si no consiguen un trabajo formal pasarán a integrarse a las filas de la delincuencia organizada.

Ahora nos preguntamos ¿Dónde están el señor secretario del Trabajo Alfonso Navarrete Prida? ¿La extitular de Sedesol, Rosario Robles Berlanga y sus políticas fallidas? ¿O dónde está nuestro Jefe de Gobierno, don Miguel Mancera?

Redacción

Letra Roja