¿Cómo acabar, sin sacrificarlos, con los perros callejeros?

  • Compartidos
 en CER Ciudadano

Con el nombre completo y domicilio de un solicitante, las delegaciones de la CDMX pueden hacer redadas para retirar perros o animales peligrosos en la vía pública.

Al departamento de redadas no les importa que muchos de esos animales hayan aprendido a sobrevivir alimentándose con restos de comida callejera.

Tampoco que los animales, perros fundamentalmente, hayan sido golpeados o maltratados por vecinos. Mucho menos que estén enfermos o lastimados. Ellos hacen su chamba y punto.

Pero las personas no están exentas de culpa. 60 % de las familias tienen un perro, de acuerdo con el procurador Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX, Miguel Ángel Cansino Aguilar.

El desinterés e insensibilidad de las personas, les hace considerar que un animal, perro en este caso, es un juguete o una cosa desechable.

Es tal la cosificación del animal que hay padres que ven en ellos el regalo ideal para el día de reyes, del niño, cumpleaños o en navidad. Dejar de fomentar la compra de cachorros no pasa por sus cabezas.

Cuando les harta el perro, lo abandonan a su suerte y listo. Ya otro vecino se encargará de pedir el trámite de captura de perros callejeros en la delegación donde radique.

El Frente Ciudadano Pro-Derecho Animal (FRECDA), ha dicho que las delegaciones Iztapalapa, Magdalena Contreras, Álvaro Obregón y Gustavo A. Madero son las que tienen más población canina.

Capturados, pasando 72 horas los perros son cacrificados. No hay suficiente espacio para tenerlos, dirán. Ante esto, escucharemos, hacen falta campañas de esterilización y fomentar la adopción. También crear conciencia en la ciudadana sobre el trato a los animales.

Pero hará falta ejecutarlo, como sí lo hicieron acá:

Ciudadanos en Red

Recent Posts