Aguinaldo adelantado… ¡no te aceleres!

  • Compartidos
 en Finanzas

Escrito por piggo

¿Qué hacemos cuando nos cae un dinerito que no tenemos contemplado? Primero que nada ponernos muy, muy de buenas y luego… ¡no sabemos qué hacer!

Así que, si eres de los afortunados, que con motivo del ya famoso Buen Fin, se les adelantó parte de su aguinaldo, te enfrentarás al gran dilema de ¿qué hacer?

Primero que nada, apaga el radio, la televisión y deja de pensar en el “fin de semana más barato del año”.

Segundo, no olvides que ese dinero que te adelantaron lo puedes necesitar más adelante. Así que no te emociones y úsalo inteligentemente.

Usarlo inteligentemente no quiere decir que no aproveches una buena oferta o que no adquieras algo que siempre has deseado, es tan sólo pensar ¿sí es una buena decisión? Y, sobre todo, no dejarse llevar por el momento.

Pensando en esto, se nos ocurrieron algunas ideas para aprovechar ese pequeño o gran extra que te llegó:

  • La más obvia de todas, úsalo para darle un golpe a las deudas: ¿A principios del año adquiriste una pantalla y ya sólo te faltan unos meses para terminar de pagarla? Toma ahora el teléfono y llama a tu banco para decirles que vas a adelantar pagos. Nada mejor que andar por la calle sin deberle a nadie.
  • Acuérdate de las anualidades: ¿El seguro de tu auto ya va a vencer, la anualidad del club ya se viene o ya te toca un checkup? Nunca pierdas de vista estos gastos. Si tienes un extra, úsalo para darles un buen bajón y que no desequilibren tus finanzas.
  • Compras programadas: ¿Quedaste con tu novia que para marzo van a cambiar ese viejo refri, que ya hace más ruido que un tranvía? No te hagas el que la virgen le habla y usa ese extra para adelantar esa compra.
  • Reparaciones urgentes: La llave del baño lleva tres meses goteando sin parar y no has llamado al fontanero. Hazlo ahora y evita una inundación. Recuerda que lo que fue una reparación menor en un tiempo, se puede convertir en un problema mayor. ¡Que no te pase!
  • A veces hay que hacernos ‘De tripas corazón’ y poner ese dinero bajo llave, lejos de nuestra vista para que en el momento en que ‘de verdad’ lo necesitemos podamos recurrir a él. Toma un sobre y guárdalo. No olvides escribir sólo para emergencia y echarle de vez en cuando un billetito o dos.
  • Ahórralo e inviértelo: Este dinero extra puede ser el primer paso para lograr una meta mayor. Sólo hay que decidirse. Así que, si no sabes qué hacer con ese dinero, en lugar que acabe repartido en un montón de cosas como un café, un pastel, una pulsera, un reloj, una ida al cine, etc. Mejor conviértelo en un escalón para ese gran viaje que siempre has deseado, para tu boda, para un auto… en fin para lo que tú quieras.

Lo importante es que pongas tu dinero a trabajar para ti, y lo conviertas en un vehículo para que tengas una vida mejor. Y… ¿sabes qué? piggo es ideal para eso. 🙂

 

¿Qué es piggo? La app para alcanzar tus metas a través del ahorro. Simple, amigable y segura. #Vívete con piggo.

Abre tu cuenta con el código “ciudadanosenred” y te regalamos $100.


Publicaciones recomendadas

Comentarios