Éste es el gran reto de AMLO, ¿lo logrará?

  • Compartidos
 en Política

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió acabar con los burócratas del país. Aseguró que su sueldo cuando sea presidente será de 108 mil pesos mensuales, 40% menos de lo que recibe Peña. Esta cifra será el tope salarial durante su gestión, lo que afectará a 34 mil 559 trabajadores que actualmente ganan más de lo que pretende AMLO. Es decir, 1.8% del total de servidores públicos, que suman 1.87 millones. 

El ajuste salarial no sólo es para el presidente, incluye ademas a secretarios de Estado, subsecretarios y oficiales mayores. Así como a jefes de unidad, directores generales, subdirectores y jefes de departamento.

De acuerdo a López Obrador, nadie podrá ganar más que el presidente. Por lo que el recorte impactará en trabajadores de los tres poderes.

  • Ejecutivo: presidente de la República
  • Legislativo: Cámara de Diputados, Cámara de Senadores, Auditoría Superior de la Federación.
  • Judicial: Suprema Corte de Justicia de la Nación, Consejo de la Judicatura Federal.

Además de organismos autónomos como el INE, INEGI y la Cofece. Así como el ISSSTE e IMSS y las empresas del Estado, Pemex y CFE.

Los altos puestos

Actualmente, las dependencias u organismos que concentran al mayor número de trabajadores que ganan más de 108 mil pesos mensuales son: Consejo de la Judicatura Federal, Pemex, las secretarias de Hacienda, Gobernación y Comunicaciones y Transportes. Así como la CFE y el IMSS.

Tan sólo en la Judicatura federal, de los casi 43 mil empleados, 9 mil 376 ganan más de 108 mil pesos.

Pemex no se queda atrás. De los 11 mil 484 empleados, más de 8 mil perciben un sueldo mayor al que recibirá AMLO.

En la Secretaría de Hacienda trabajan 2 mil 656 servidores públicos que ganan más del próximo tope salarial. Mientras que en la Defensa son mil 433, en Gobernación, mil 422; en la Marina suman mil 410.

La pregunta es: ¿realmente Andrés Manuel podrá bajarle el sueldo a los 34 mil 559 trabajadores? ¿Despedirá a todos?

Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, el programa de austeridad es bueno; sin embargo, señaló que, de bajarle el sueldo a los altos funcionarios, se corre el riesgo de desaprovechar el capital humano.

Con información de: El Universal


Publicaciones recomendadas