Bajan las cortinas a luchadores que deseaban ayudar a damnificados

  • Compartidos
 en Reconstrucción

Ni a dos de tres caídas. Tampoco sin límite de tiempo. Una función de Lucha Libre, un deporte popular en México, para beneficiar a víctimas de los sismos de Septiembre, no pudo celebrarse.

Entérate:

Las multas de tránsito que seguro desconocías

El Gran Teatro Moliere (Polanco, CDMX) fue clausurado. Al bajarle las cortinas por incumplir las normas de protección civil, la función de lucha libre se suspendió.

Alberto El Patrón, quien encabezaba el cartel, explicó que en la Delegación le dijeron que ellos no habían suspendido el evento, que fue la administración del recinto. En el recinto, en cambio, le dijeron que fueron los de la delegación.

Total que la función se canceló. Los niños que serían beneficiados no recibirán por lo pronto ayuda del gremio luchístico. El público no podrá explotar de júbilo al ver alguna pirueta de sus ídolos del llamado pancracio mexicano.

Con lágrimas El Patrón dijo que su país no dejó hacer en México una función que le permita ayudar a los damnificados. Aseguró que la función la celebrará en Texas y desde otro país enviará la ayuda que se propuso brindar.

“Me voy derrotado por la corrupción”, sentenció. Y es que:

“No tenemos ningún interés político ni económico, porque todos mis amigos que están aquí vinieron sin cobrar un solo centavo, sólo por el gusto de apoyar a niños que se quedaron desamparados después de ese terremoto”, comentó el Patrón

Octagón, en cambio, fue más severo en sus declaraciones. El ídolo de las múltitudes sin titubeos espetó:

“Si ellos no hacen nada, que nos dejen trabajar a nosotros. Todos teníamos la ilusión de ver este teatro lleno, pero llegamos y vemos que está clausurado. Esas son chingaderas. Ya pónganse a trabajar, gobierno”.

Con información de Milenio

Publicaciones recomendadas