Bosque de Tlalpan: Un gran pulmón urbano al sur de la Ciudad

  • Compartidos
 en Entretenimiento, Finsemaneando

La Ciudad de México es una de las metrópolis más grandes del mundo; en menos de un siglo, la Ciudad creció de forma casi espontánea, generando que las zonas no se planearan lo suficientemente bien, y que acabaran con la mayoría de las zonas verdes de la misma. Una enorme mancha urbana en la que cada vez es más difícil encontrar algún bosque. Por suerte, en los últimos años se ha retomado conciencia, y se ha buscado conservar y preservar los pocos pulmones urbanos que quedan en la Ciudad de México: Bosque de Chapultepec, Bosque de San Luis Tlaxialtemalco, Bosque de Xochimilco, Bosque de San Juan de Aragón y el Bosque de Tlalpan (en el Cerro de Zacatépetl).

Este último, es uno de los bosques urbanos con más biodiversidad en la Ciudad de México, pues su terreno irregular y pedregoso permite un buen desarrollo de la flora y la fauna. El origen de este bosque se remonta a la última erupción del Volcán Xitle que, según la tradición de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, (que fue seguida por Antonio García Cubas), fue el día Nahui-Quiahuitl del año Tecpatl, es decir, al 24 de abril del año 76 después de Cristo.

La lava del volcán cubrió una zona de 80 kilómetros alrededor del Ajusco, llegando a lo que hoy conocemos como Tlalpan, Huipulco, Coyoacán y San Ángel. Acabó con todo a su paso, pero los pedregales que se formaron permitieron que se desarrollaran nuevos ecosistemas, uno de ellos es lo que hoy conocemos como el Bosque de Tlalpan.

Para 1845 en el Bosque de Tlalpan se construyó la hacienda Peña Pobre, que funcionaba como una fábrica de papel. Como era de esperarse, con el paso del tiempo, los alrededores de la fábrica empezaron a poblarse. Pero en 1968, el Departamento del Distrito Federal compró el predio de lo que hoy conocemos como Bosque de Tlalpan para abrirlo al público como un parque-zoológico, que funcionó como tal hasta 1988. Y en 1997 este parque nacional fue decretado como un área natural protegida.

Hoy en día, el Bosque de Tlalpan es una enorme reserva ecológica y parque recreativo que cuenta con una superficie de 252 hectáreas. Además, cuenta con más de 206 especies vegetales como ecolorines, fresnos, palmitas y una especie de orquideas (Bletia urbana), así como 134 especies animales como cincuates, gavilanes pechirrufos, víboras de cascabel, zorrillos, conejos, cacomixtles, tlacuaches y zorras grises, entre otros.

El Bosque de Tlalpan es, sin duda, uno de los mejores lugares para correr al aire libre en la Ciudad de México pues cuenta con diferentes pistas (con distancia marcada) con diversas inclinaciones; además, hay algunas cabañas dedicadas a la venta de artículos deportivos y la asociación de Corredores del Bosque de Tlalpan. En el Bosque de Tlalpan también se realizan diversas carreras, así como fiestas infantiles, cursos de verano, picnics y actividades ecológicas para toda la familia.

El Bosque de Tlalpan es, sin duda, uno de los pulmones urbanos más importantes de la Ciudad de México, pues su extensión y su gran biodiversidad limpia gran parte del aire de la Ciudad; además, esta área natural es un lugar ideal para realizar varias actividades de recreativas al aire libre, olvidándote de la mancha urbana en la que vivimos.

Datos Generales
Dirección: Camino a Santa Teresa s/n, Col. Parque del Pedregal, Ciudad de México, Distrito Federal. Puedes llegar desde Perisur por Zacatépetl)
Horario: Lunes a domingo de 5:00 a 17:00 hrs.
Costo: Entrada Libre

Fuente: Mx-DF.net

 


Recent Posts