Sólo en estos casos aplica llevarse el auto al corralón en CDMX

  • Compartidos
 en Movilidad

Desde el sábado 17 de febrero de 2018 un decreto publicado en la Gaceta Oficial del gobierno de la Ciudad de México establece en qué casos aplica llevarse el auto al corralón. También establece todos los casos en los que ya no aplica llevarse el auto al depósito. Te aclaramos qué implica y qué no corralón en CDMX.

¿En qué casos aplica llevarse el auto al corralón?

Entérate que los vehículos circulando en carriles exclusivos para el transporte público o en contraflujo ameritan corralón.

Los conductores que circulen sobre los carriles exclusivos para el transporte público en el sentido de la vía o en contraflujo, o que teniendo la autorización no conduzcan con los faros delanteros encendidos y una señal luminosa de color ámbar, sí aplica llevarse el auto al corralón.

Por otra parte, es corralón para autos que invadan los carriles exclusivos de transporte público al dar vuelta a la izquierda, derecha o en “U”, o cambien de cuerpo de circulación en la misma vía cuando existan señalamientos restrictivos que prohíban estos movimientos.

De acuerdo con el decreto serán sancionados con una multa de 40 a 60 veces la Unidad de Cuenta de la CDMX vigente.

Lee: En CDMX estacionarse sobre estas líneas es motivo de corralón

¿En qué casos ya no aplica llevarse el auto al corralón?

Tu vehículo ya no será llevado al corralón cuando esté estacionado en ciertas circunstancias y lugares.

En los nuevos cambios del Reglamento de Tránsito de la CDMX se suprime el uso de grúas cuando las unidades se estacionen en lugares prohibidos. Pero ojo no exenta a los conductores de las sanciones económicas y administrativas correspondientes.

Una unidad estacionada sobre vías peatonales y primarias. Aparcada en el costado izquierdo de la vía cuando existan camellones centrales, laterales o islas. O detenida en los carriles exclusivos, confinados y/o prioritarios de transporte público. En todos estos casos, ya no se llevarán el auto al corralón.

Tampoco aplica si la unidad está estacionada en áreas de circulación, accesos y salidas de estaciones y terminales del transporte público colectivo. En sitios de taxi, así como en zonas de ascenso y descenso de pasaje de transporte público.

Asimismo, ya no se usará grúa para mover las unidades detenidas frente a bancos. O en hidrantes para uso de los bomberos; ni en entradas y salidas de vehículos de emergencia. Menos si se detiene frente a estacionamientos públicos y gasolineras, rampas o escuelas, en doble fila o en batería.

Igualmente dejará de usarse la grúa para los vehículos de transporte público, escolar y de personal que carguen combustible con pasajeros a bordo. Ni para los vehículos que lleven vidrios polarizados, obscurecidos o con aditamentos u objetos distintos a las calcomanías reglamentarias.

Finalmente, se prescinde de las grúas para arrastrar a los vehículos para enseñanza que carezcan de un sistema de doble control de frenos, embragues y retrovisores, que permita al instructor controlar la unidad cuando sea necesario con absoluta independencia del aprendiz o no porte la leyenda “vehículo de enseñanza” en los costados y la parte posterior.

Con información de Animal Político.


Recent Posts
Showing 2 comments
  • María Espinosa

    Ahora que harán, será multa, inmovilizador o que harán, xque la gente es tan abusiva y falta de educación, que lo harán!!! Grande

  • Raymundo

    Y qué pasa en donde las banquetas que están pintadas de amarillo y también están marcadas por los lugares de parquímetro .