CDMX prevé iniciar en julio los exámenes de manejo

  • Compartidos
 en Movilidad

El gobierno de la Ciudad de México prevé que el próximo mes de julio inicie la aplicación de exámenes de manejo obligatorios, para todos los capitalinos que deseen obtener por primera vez su licencia de manejo.

Lee también ENTÉRATE Guía para acreditar examen de tránsito

Se tratara de dos pruebas, una de pericia y otra de conocimientos, que se presentarán tanto en escuelas certificadas así como en línea, ante la Secretaría de Movilidad (Semovi).

En entrevista con Animal Político, la subsecretaria de Planeación de la Secretaria de Movilidad, Laura Ballesteros Mancilla, reiteró que en las próximas semanas se estará publicando ya el reglamento para la obtención de las licencias, junto con los lineamientos para la certificación de las escuelas que darán los cursos de capacitación.

Actualmente, para obtener una licencia de conducir en la Ciudad de México basta con pagar 796 pesos, y ni siquiera es necesario probar que se tiene las mínimas nociones de manejo.

Así lo demostró el pasado 25 de enero Ruth Prez, una activista a favor del uso de la bicicleta, y quien difundió en redes sociales cómo consiguió que el gobierno capitalino le diera una licencia de manejo sin mayores obstáculos.

“Soy Ruth. Tengo 40 años. A pesar de no saber conducir el Gobierno de la Ciudad de México me entregó hoy mi primera licencia de manejo. Sin exámen teórico ni práctico. Con un simple trámite administrativo de 15 minutos. Suena increíble, pero es legal”, escribió la activista en un tuit publicado junto con una fotografía de ella y la licencia.

“Ruth tiene razón en todo lo que dijo y en los argumentos que dio. Nosotros también lo hemos comentado desde hace tres años. Las cosas como son: hoy la gente compra las licencias de conducir en la ciudad. Y esto es resultado de que en administraciones pasadas se eliminaron los exámenes para obtenerlas. Por eso nos encontramos en este punto”, dijo Ballesteros.

La funcionaria capitalina, que ha sido una de las impulsoras del Programa de Seguridad Vial de la capital, coincidió en que darle una licencia de conducir a una persona cuya pericia no ha sido corroborada es entregarle en las manos un “arma letal”, que corre a más de 50 kilómetros por hora, y que en cualquier momento puede cobrarle la vida a alguna persona.

Habrá pruebas pese a retrasos

La obligación de presentar una prueba de manejo para obtener una licencia de conducir se estableció en la Ley de Movilidad de la Ciudad de México aprobada en 2014. En dicha ley se estipuló que los lineamientos para este procedimiento se detallarían en el reglamento de la ley.

Pero el pasado 4 de diciembre Animal Político publicó que el gobierno había dado marcha atrás a esta medida. El reglamento de la Ley de Movilidad se publicó sin que se hiciera algún señalamiento sobre la existencia de exámenes (obligatorios o no) para obtener licencias de manejo.

En respuesta, la Secretaría de Movilidad anunció que el tema de los exámenes para obtener la licencia no quedaba cancelado, y que por el contrario se preparaba un nuevo reglamento específico para este tema, que se revelaría antes de que concluyera el año. Pero eso no ha sucedido pese a que ya estamos en febrero de 2018.

En este contexto Ballesteros sostuvo que el reglamento para las licencias no se ha dado a conocer aún porque la Consejería Jurídica pretende hacerle algunas adecuaciones finales.

“Nos retrasamos un poco por el tema de los lineamientos y algunas otras situaciones pero en la siguientes semanas ya se estará publicando esta parte normativa”, dijo la funcionaria.

El plan para la aplicación de los exámenes de conducir, de acuerdo con lo dicho por Ballesteros, está compuesto de tres fases que se concretarán en no más de un semestre. La primera es justamente el diseño del reglamento y sus lineamientos, que quedará superada en cuanto se publique la norma en la Gaceta Oficial.

La segunda fase es el proceso de certificación de las escuelas de conducir, que estará a cargo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

“Hoy tenemos 33 escuelas de manejo registradas ante la Semovi. Ellas son las que podrán participar para obtener su certificación que será un proceso de dos a tres meses y entonces ya certificadas son las únicas que podrán dar los cursos de capacitación a los aspirantes a obtener una licencia” explicó la subsecretaria.

Y la tercera fase será la puesta en marcha de todo el proceso de capacitación y evaluación de los aspirantes.

¿Cómo funcionará esto? Lo que Animal Político puede adelantar es que cada persona que aspire a tener una licencia de manejo recibirá un número de folio con el cual deberá acreditar al menos dos pruebas.

La primera prueba será de pericia y la misma se practicará en la escuela de manejo certificada donde haya cursado su capacitación. La segunda prueba será de conocimientos de las normas de tránsito y  esta prueba será en línea ante la Secretaría de Movilidad.

Superadas ambas pruebas el aspirante podrá continuar con el proceso de trámite para obtener su licencia de conducir.

Cabe señalar que este procedimiento solo aplicará para las personas que busquen obtener por primera vez su licencia de manejo y no será retroactivo para quienes ya cuenten con ella.

¿Política de movilidad en riesgo?

En los últimos años la Ciudad de México ha puesto en marcha un nuevo paradigma de movilidad que prioriza la movilidad no motorizada, encima de la sí motorizada. Además se ha impulsado una política de seguridad vial denominada “Visión Cero”, que busca reducir al mínimo las muertes por hechos de tránsito (accidentes).

Para materializar este esquema se han creado instrumentos como la Ley de Movilidad, el Programa Integral de Movilidad, el Programa Integral de Seguridad Vial, y además se han implementado programas y políticas públicas como el de los radares de velocidad y las fotomultas, con lo que se busca desalentar situaciones que propicien accidentes.

Sin embargo, estados de la zona centro del país han dado marcha atrás a algunos de estos esquemas (como el de fotomultas), que la capital mantiene. Además algunos candidatos a ser jefes de gobierno de la Ciudad de México han advertido que revisarán la continuidad o no de varias de estas políticas, en caso de obtener la victoria.

Al respecto Ballesteros dijo que el Programa de Seguridad Vial termina su aplicación inicial hasta el 2021, y que sería irresponsable darle marcha atrás a un proceso en desarrollo y que beneficia a la ciudad.

“Esta ciudad requiere de continuidad y no de palomazos electorales en temas tan delicados como este. La ciudad tiene hoy prácticas en temas de movilidad y seguridad vial alineadas con los mejores estándares internacionales en esas materias y el reto no es dar marcha atrás a todo ello sino al contrario, que se haga mejor”, dijo.

Por Arturo Angel | Animal Político

Destacada:

¿No te responden las autoridades? Denuncia aquí, juntos haremos que tu voz se escuche.


Publicaciones recomendadas