Cinco beneficios de estudiar en el extranjero

  • Compartidos
 en Educación

Cursar estudios en otro país ha sido una tradición para muchos estudiantes universitarios a nivel mundial. Aunque descubrir nuevas aventuras y expandir la red de amistades puede ser interesante, hoy en día los beneficios académicos, culturales y profesionales son mucho más relevantes. Si bien muchos recurren a estudios en el extranjero para cursar sus carreras de pre-grado, actualmente la cantidad de candidatos que buscan ampliar sus conocimientos a través de cursos de post-grado ha aumentado, particularmente en Estados Unidos. En una economía globalizada, como en la que nos encontramos, se torna fácil entender por qué muchos graduandos enfocados en el mundo de los negocios procuran obtener una experiencia internacional.

Hult Business School nos da algunas de los beneficios que estudiar fuera del país puede ofrecerte, ya sea que estés arrancando una carrera o potenciando tu negocio con un MBA.

1. Aprovecha tu oportunidad y descubre el mundo

Estudiar en el extranjero no significa que estés de vacaciones. Tendrás la agenda completamente ocupada con exámenes, tareas, eventos de networking, trabajos, entre otros, pero también contarás con tiempo libre. Este último, deberás invertirlo en descubrir tu nueva ciudad o el país en el que te encuentres y experimentar un lado diferente del mundo.

Estudiar en el extranjero no significa que estarás en un solo lugar, aprovecha esta oportunidad para conocer cuántos países sea posible. Debido a la disponibilidad de opciones de planes de viajes y aerolíneas económicas, recorrer el mundo tiene un costo mucho más accesible. La escuela que escojas también puede contar con programas de intercambio que maximicen tus oportunidades internacionales.

2. Comprenderás de forma amplia nuevas culturas y nuevas formas de hacer negocios

Mark Twain hizo la mejor descripción “Viajar es mortal para el prejuicio, la intolerancia y el pensamiento limitado”. En un mundo más interconectado, es esencial comprender y apreciar otras culturas. Estudiar en el extranjero no solo te permitirá entender cómo se desenvuelven distintas culturas, sino que también podrás comprender mejor las problemáticas mundiales. Cada situación a la que te enfrentes o persona con la que interactúes, desde tus compañeros de clase hasta tus profesores, te ayudarán a aprender acerca de tu entorno. De igual forma, el contacto internacional que tendrás cuestionará todas tus suposiciones y te ayudará desarrollar nuevas maneras de pensar.

Por otro lado, tendrás la oportunidad de desenvolverte en un nuevo campo laboral y obtendrás una perspectiva global. Al presenciar la resolución de problemas por parte de culturas distintas a las propias y formar parte de equipos de trabajo con visiones diferentes, adquirirás aptitudes invaluables que servirán para desarrollarte en un ambiente internacional. También, podrás tener contacto con diversas culturas académicas, con lo cual tendrás oportunidad de afrontar profesores esperan que tomes mayor responsabilidad en tu proceso de aprendizaje y, por ende, más independencia.

Adicionalmente, fuera del salón de clases, te sumergirás en la cultura local, disfrutarás de la comida tradicional, festividades y costumbres de tu país de preferencia.

3. Ampliarás tu red de contactos

Una de las razones más comunes para estudiar en el extranjero es el contacto con gente de todo el mundo. La colaboración con estudiantes provenientes de otros países es parte de la dinámica, en consecuencia toda interacción realizada construye una red personal de contactos con un alcance global. Tener una buena relación con profesores también es valioso en el extranjero, ya que la experiencia, conexiones y mentores pueden resultar extremadamente útiles durante tu carrera.

Muchos alumnos desarrollan amistades cercanas y suelen mantenerse en contacto tras la graduación. Quienes sean tus amigos en el extranjero se convertirán en parte de tu vida y, aunque esto signifique tener una red de amistades gratificante, te darás cuenta que será una gran ventaja en tu vida profesional. Dondequiera que te desarrolles profesionalmente, tus conexiones pueden abrir puertas a oportunidades inesperadas. No es lo que sabes, es a quién conoces.

4. Obtendrás nuevas habilidades que serán esenciales

Para algunos alumnos estudiar en el extranjero es su primera oportunidad de vivir fuera de la casa de sus padres. La experiencia de acostumbrarse a una nueva cultura y una vida en el extranjero puede ser abrumadora, incluso para estudiantes a nivel de post-grado que solían ser independientes previo a su llegada. Adaptarse rápidamente a un nuevo entorno no sólo pondrá a prueba tus habilidades de resolución de problemas, sino que también perfeccionará tus habilidades de comunicación, la confianza en ti mismo y tu capacidad de adaptación.

El desarrollo de un conjunto de habilidades de supervivencia es uno de los mayores beneficios de estudiar en el extranjero. Luego de experimentar el shock cultural, adquirirás una confianza en ti mismo e independencia difícil de borrar. Desde tareas mundanas de cómo abrir una cuenta bancaria o cómo encontrar un doctor, hasta cómo las técnicas de negociación y las características de un líder cambian de un país a otro, las experiencias en el extranjero aumentarán tus capacidades. Cada una de las habilidades anteriores, podrán ser aplicadas en tu carrera profesional.

5. Aumentarán tus posibilidades de empleo

No es ningún secreto que una experiencia en el extranjero es excelente para aumentar la empleabilidad de un graduando. Desde conseguir una mayor fluidez en un idioma determinado, obtener una calificación positiva, hasta adquirir habilidades como adaptabilidad, comunicación eficiente y comprensión intercultural, el tiempo que inviertas en el extranjero es una excelente oportunidad para desarrollar el currículum.

También puedes tener la oportunidad de adquirir experiencias de trabajo en el extranjero durante o después de tus estudios. De acuerdo al tipo de visa y el país donde te encuentres, podrías obtener un empleo de medio tiempo, hacer una pasantía o incluso continuar tu carrera en el extranjero. Las restricciones de trabajo para estudiantes varían según el lugar, por lo que vale la pena hacer una investigación previa. En este sentido, los asesores universitarios serán una fuente valiosa de información sobre oportunidades profesionales y otras formas de aumentar las probabilidades de obtención de empleo después de la graduación.

En definitiva sin importar cuál sea tu rama o las aspiraciones de carrera, una experiencia internacional te ayudará a sobresalir en el mercado laboral de hoy.

Fuente: www.entrepreneur.com

Publicaciones recomendadas