Las ciudades flotantes dejan de ser ciencia ficción, ¡entérate!

  • Compartidos
 en Tecnología

Lejos de tratarse de ciencia ficción, en años recientes, la llamada “colonización del mar”seastading ha dejado de ser una fantasía para convertirse en algo cercano a la realidad; actualmente hay empresas, académicos e incluso gobiernos que están trabajando en conjunto para crear un prototipo para el año 2020.

Entérate Científicos chinos logran clonar con éxito a dos monos

Es una idea tan audaz como sencilla, que parecía imposible pero ya se puede lograr con ayuda de la tecnología: ciudades que flotan en aguas internacionales. Estados nación independientes y autosustentables ubicados en el mar.

En el centro de la iniciativa se encuentra el Instituto Seasteading, una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco. Después de su fundación en 2008, el grupo ha pasado cerca de una década intentando convencer al público de que la colonización del mar no es una locura total.

El proyecto está siendo parcialmente financiando por medio de una oferta inicial de monedas, un concepto nuevo que ahora se utiliza en Silicon Valley y Wall Street según el cual se puede generar dinero mediante la creación y venta de una moneda digital.

No obstante, si consideramos que los niveles del mar van en aumento debido al cambio climático y que los órdenes políticos establecidos en todo el mundo se desestabilizan debido a la presión del populismo, puede que la colonización del mar no solo parezca una idea práctica sino realmente atractiva.

Te interesa Todo lo que debes saber sobre el asteroide que se acerca a la Tierra

A principios del 2017, el gobierno de la Polinesia Francesa accedió a que el Instituto Seasteading hiciera pruebas en sus aguas. La construcción podría comenzar pronto y las primeras edificaciones flotantes, el núcleo de una ciudad, podrían ser habitables en tan solo unos cuantos años.

La idea dicta que sin tierras no existirían los conflictos, pero incluso de que el Instituto Seasteading pudiera establecer algunas estructuras sostenibles, no hay garantía de que florezca una comunidad utópica. Las personas suelen pelear por muchas más cosas que las tierras, claro, y los piratas han surgido como una amenaza en varias regiones.

Además, a pesar de que la ley marítima sugiere que la colonización del mar podría tener bases legales sólidas, es imposible pronosticar la respuesta de los gobiernos reales ante unos nuevos vecinos que pudieran estar flotando por sus costas.

Te interesa Ver imágenes de la mente de una persona ya es posible

Aún así, Seasteading está concentrado en el proyecto de una isla flotante en la Polinesia Francesa. El gobierno de esa región está creando una zona económica especial para que el Instituto  experimente y ofreció 40 hectáreas de tierra frente al mar con el fin de que el grupo pueda trabajar.


Publicaciones recomendadas
[index]
[index]
[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[index]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]
[523.251,659.255,783.991]