Cinco claroscuros de Mancera en el gobierno de la CDMX

  • Compartidos
 en Política

Cinco claroscuros de Mancera en el gobierno de la CDMX


Miguel Ángel Mancera Espinoza pasará a la historia, posiblemente, como el jefe de gobierno de la Ciudad de México (CDMX) peor calificado. Llegó al puesto prácticamente de bateador emergente. No era el sucesor del anterior gobernante capitalino; pero su popularidad dio para alcanzar la candidatura y su posterior elección. Ganó con un amplio margen, por encima de políticos de la talla de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. Pero su popularidad se fue en picada por distintos factores. Estos son los claroscuros de Mancera en el gobierno de la CDMX (GCDMX).

Claroscuros de Mancera

1. El 17 de Septiembre de 2018 entrará en vigor la primera Constitución de la CDMX. Documento de amplia relevancia para concretar la reforma política que convierte a la ciudad en el estado 32 de México.

2. Mancera no era un político en estricto sentido. Era un técnico que llegó al primer nivel de la administración pública del GCDMX. Eso justificaba el hecho que no simpatizara con corriente ideológica alguna. Así se acercó al Presidente Enrique Peña Nieto y eso le valió críticas y distanciamiento de las fuerzas políticas de izquierda.

Te puede interesar:  Mancera: De jefe de gobierno de CDMX a coordinador nacional del Frente

3. Miguel Ángel entró al gobierno a posiciones en seguridad pública y procuración de justicia. En consecuencia era un personaje que “naturalmente” mantendría a raya al crimen. No fue así. Tanto la delincuencia común como la federal lo constatan. Una y otra vez, Mancera negó la presencia del narco en la CDMX; los años se encargarían de desmentirlo.

4. Mancera Espinoza consolidó uno de los programas de corte social más importantes de las últimas décadas en la capital: Médico en tu casa. Por eso es difícil de creer que el mismo personaje público diera un golpe a la economía de los capitalinos. ¿Cómo? Aumentó el metro de 3 a 5 pesos. Prácticamente esta decisión marcó su gestión, ya que la hizo tras su primer año al frente del GCDMX.

5. Otro evento que definió su administración, precisamente en el tema de movilidad, fueron las fotomultas. En agosto de 2015 dio vida a nuevas reglas viales; pero también aprobó las infracciones mediante cámaras. Los automovilistas no lo perdonaron, pues hubo innumerables irregularidades.

Con información de ADN Político


Publicaciones recomendadas