Colillas de cigarro, pequeñas pero mortales para el ambiente 

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

Las colillas de cigarro parecen objetos insignificantes, sin embargo, son una gran fuente de contaminantes para el medio ambiente. Para darte una idea de lo malignas que puede ser, ocupan el primer lugar en basura que contamina las costas; mucho más que los popotes, que tiene el puesto número siete.

Las colillas tienen sustancias perjudiciales como nicotina, alquitrán, acetato de celulosa e hidrocarburo; además de metales pesados: plomo, arsénico y cianuro. Un combo de materiales contaminantes.

Un reporte del Conservatorio de los Océanos señaló que las colillas son uno de los desechos más peligrosos, ya que tarda al rededor de diez años en degradarse; además no existe la posibilidad de reciclarlos. Recorrieron 112 países y recolectaron un millón 863 mil cigarrillos.

No sólo la fauna de los océanos está en peligro, un estudio realizado en 2013 por el Instituto de Ecología de la UNAM descubrió que las aves también están en peligro. Los pájaros recolectan las colillas de cigarros para fabricar sus nidos, pues la nicotina que aún permanece en ellas conserva el calor. El contacto de los huevos con esta sustancia, así como la tasa de crecimiento, y la respuesta inmunológica de los polluelos están en peligro.

Imagen de Alerta Digital

Mal hábito de tirar las colillas de cigarro en la calle

Por ejemplo, en la Ciudad de México de cada diez personas, tres son fumadoras; y el 65 por ciento de las colillas terminan en el suelo. En temporada de lluvias el problema se agudiza, ya que van directo a las coladeras; el agua disuelve parte de sus componentes y el resto tapa el drenaje.

También es importante que no se desechen con los residuos orgánicos, pues si se desea hacer composta con ellos, las colillas de cigarros ya contaminaron el producto;  lo mismo pasa cuando se mezclan con residuos reciclables, pues evitan que estos puedan aprovecharse.


Publicaciones recomendadas

Comentarios