Celebran aniversario luctuoso del “Comandante Pantera”, líder de la Santa Muerte

  • Compartidos
 en Destacados, Seguridad

Con cánticos, danzas, altares y ofrendas, devotos de la Santa Muerte conmemoraron la muerte del “Comandante Pantera”, líder de la Niña Blanca.

El 31 de julio de 2008, la camioneta de Jonathan Legaria Vargas recibió más de 150 impactos de bala. Un grupo de hombres armados lo asesinó en el municipio de Ecatepec, sobre la vía López Portillo, avenida observada por la Santa Muerte de 22 metros de altura que él mismo mandó edificar.

Imagen de Ecatepec Noticias

El predicador, conocido como el “Comandante Pantera”, había salido de conducir su programa de radio que transmitía una radiodifusora local.

El también llamado “Padrino Endoque” era conocido por su culto a la “La Santísima”, al grado de convertirse en uno de sus principales promotores. Mandó construir una Santa Muerte de 22 metros de altura, en el número 320 de la Vía López Portillo en Tultitlán.

 

Resultado de imagen para SANTA MUERTE EN TULTITLAN

Imagen de Quadratín

El Santuario de “La Flaquita” se inauguró el 27 de enero de 2008, seis meses después, su líder murió acribillado.

Fieles recuerdan al líder de la Santa Muerte

Este domingo, más de 3 mil devotos provenientes de Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y Quintana Roo, recordaron a su líder. “La Madrina”, como llaman a Enriqueta Vargas, madre del “Comandante Pantera”, encabezó la ceremonia del décimo aniversario.

 

“La Madrina” aseguró que en la actualidad existen al menos 10 millones de fieles a la Santa Muerte. Explicó que los devotos son de Estados Unidos, Colombia, España, Inglaterra y Costa Rica.

Los fieles ofrecen a La Muerte tequila, dulces, puros, cigarros y ramos de flores, además de otras cosas, “a cambio de favores”. Señalan que la Niña Blanca no es buena ni mala, no es vengativa. Pero sí se debe cumplir lo que promete, “así como te da las cosas, te las quita”. 

Un culto popular

El culto a la Santa Muerte permaneció en la clandestinidad hasta 1997, cuando en El Barrio de Tepito, ubicado en la colonia Morelos de la Ciudad de México, se edificó el primer santuario público. 

Imagen relacionada

Imagen de TW

Aunque su origen es incierto, se cree que su adoración, aunque de diferente manera, proviene de la época prehispánica. 

De acuerdo a Claudia Reyes, autora del libro Historia y actualidad del culto a la Santa Muerte, se trata de un culto popular mexicano, mismo que en los últimos 10 años ha tenido un auge importante debido a los favores que otorga.

En diferentes ocasiones, el culto a la Niña Blanca es vinculado con actos delictivos. Se cree que la Santa Muerte es la deidad de los criminales. Al igual que Jesús Malverde es relacionado con los narcotraficantes, quienes, se dice,  le montaron un santuario en Culiacán, Sinaloa.

Resultado de imagen para santuario de malverde culiacán, sinaloa

Imagen de El Debate

 

Con información de: Milenio


Publicaciones recomendadas

Deja un comentario