Cómo hacer tu testamento en un 2×3

  • Compartidos
 en ¿Cómo le hago?

A nadie le gusta pensar en la muerte, pero, en estos días y durante el mes de septiembre, puedes aprovechar el descuento de hasta 50 por ciento que realizan notarías para hacer tu testamento.

Lo primero que debes hacer es una cita con el notario que elijas. Para realizar el trámite sólo tienes que presentar una identificación oficial, como la credencial de elector del INE o la Clave Única del Registro de Población (CURP).

No es necesario que lleves las escrituras de tus bienes.

Designar herederos para tus bienes no es el único fin del testamento, también es el medio apropiado para nombrar un tutor para tus hijos en caso de la muerte de ambos padres, o de una persona discapacitada mayor de edad que no pueda gobernarse por sí misma e incluso de tus mascotas.

Durante el proceso tendrás que expresar tu voluntad al notario y él redactará el documento, que después ambos firmarán.

En el testamento tendrás que designar uno o varios albaceas para que den cumplimiento de sus disposiciones.

VARÍA SEGÚN EL ESTADO
El costo de un testamento varía según la entidad.

Aunque se recomienda hacerlo en donde está tu domicilio, puedes realizarlo en cualquier entidad del país, con costos diferentes para cada una, según la lista de precios proporcionada a El Financiero por el Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

Baja California y Morelos son los estados con menor costo, ya que con el descuento el precio es de 812 pesos, en tanto en la Ciudad de México es de 2 mil 62 pesos, pero a unos kilómetros de distancia, en el Estado de México cuesta mil 750 pesos.

En los estados en donde es más caro es en Tamaulipas y Tlaxcala con precios de 2 mil 500 y tres mil pesos, respectivamente.

Pensar que el testamento lo deben hacer sólo las personas de la tercera edad es un error, cualquier individuo con mayoría de edad puede hacerlo sin importar su estado civil o si tiene hijos o no.

Cuando no existe testamento se heredan problemas, ya que los deudos deben tramitar la sucesión a través de un proceso judicial en el que el juez determinará los herederos y porcentajes que recibirán los bienes y eso implica costos, desgaste para los familiares y en algunos casos la pérdida del patrimonio.

Por la importancia de esta práctica legal, la Secretaría de Gobernación amplió la campaña “Septiembre, mes del Testamento” desde el 15 de agosto al 30 de septiembre, periodo en el que los notarios de todo el país dan asesoría gratuita, reducen sus honorarios hasta un 50 por ciento y amplían los horarios de atención.

Para hacer el testamento, el ‘testador’ acude con el notario y expresa oralmente su voluntad para la designación de herederos. Con los detalles y datos proporcionados, el notario redacta el testamento, lo lee para su aprobación y el testador lo firma.

Fuente: www.elfinanciero.com.mx

Publicaciones recomendadas