Cómo reciclar los residuos de casa

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

Reducir la huella ecológica –el impacto ambiental generado por el ser humano– está en nuestras manos.

Puede empezar por algo tan simple como reducir la cantidad de residuos generados en casa, mediante la prolongación de la vida útil de los objetos cotidianos.

Hay muchas cosas que desechamos que se pueden reparar y reutilizar. Por lo que hay que conocer qué tipo de residuos generamos y cómo reciclar bien cada cosa que sale del hogar.

Residuos urbanos (no peligrosos)

– Aceite vegetal: no debe tirarse por el desagüe, un solo litro de aceite contamina miles de litros de agua. Se vierte en un bote, se cierra y se arroja a la materia orgánica.

– Papel y cartón: se tiran en un contenedor de color azul, pero después de eliminar restos de otros materiales o elementos extraños como cinta adhesiva, grapas y otros plásticos.

– Vidrio: se depositan en el contenedor verde.

– Madera: se puede reciclar sin problemas.

Residuos peligrosos

Tanto por salud humana como para no dañar el Medio Ambiente, los siguientes materiales deberán tratarse con sumo cuidado: Aceites y pinturas, residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), tubos fluorescentes, y plásticos y PVC.

Residuos de la construcción y demolición (inertes)

Son los derivados de construcción y reformas. No son peligrosos, pero son difíciles de reciclar, al no poder tratarse ni ser biodegradables.

Con información de 20 Minutos

Ciudadanos en Red

Publicaciones recomendadas