¿Cómo salvar a alguien si se atraganta? 

  • Compartidos
 en Cómo le hago, Salud

Estás en la oficina y llega la hora de comer; te sientas con tus compañeros de trabajo y mientras ingieres tus alimentos te atragantas con un trozo de comida y nadie sabe qué hacer en ese momento.

El atragantamiento por alimentos u objetos es un problema que, de no atenderse en los primeros minutos, puede causar problemas cerebrales o incluso la muerte. De acuerdo con expertos, cuando esto sucede, a los 3 minutos el cerebro sufre, a los 6 minutos inicia el daño cerebral y a los 10 el daño es irreversible.

Para evitar que esto pase, existen distintas maniobras a las que se pueden recurrir. Aquí te dejamos algunas de ellas que te pueden servir en momentos críticos como éste.

Maniobra de Heimlich

Se tata de una maniobra aplicada por el médico Henry Heimlich en 1974. La técnica es aplicable para menores y adultos y su eficacia depende de la cantidad de aire que albergan los pulmones, porque se fuerza la expulsión del mismo mediante un jalón del diafragma hacia arriba y así expulsar el alimento obstructor.

Aquí los pasos:

  1. Colócate detrás de la víctima; pon un puño por debajo de su pecho.
  2. Con la otra mano prieta el puño y jala hacia arriba y hacia adentro por lo menos 10 veces.
  3. Si el primer intento no funciona, aplícalo nuevamente.
  4. En caso de estar solos, se aplica la misma técnica con nuestros brazos o con el respaldo de una silla o una mesa.
Atragantar

Foto Prealerta

Otros datos esenciales ante el atragantamiento

  • Mantener la calma es algo esencial, porque te permite pensar cómo puedes ayudar.
  • En caso de tratarse de un bebé, no lo tomes de los pies para voltearlo.
  • Nunca metas los dedos la la boca de la víctima para sacarlo el objeto.
  • No levantes los brazos para que respire.
  • Mucho menos golpees la espalda sin sentido.

Finalmente, se recomienda dedicar tiempo a la hora de la comida, cortar los alimentos en pedazos pequeños. Asimismo, recuerda que la maniobra de Heimlich es fácil de implementar y que todas las personas pueden aprender.

Con información de Martha Debayle.

 


Publicaciones recomendadas
Comentarios
  • THE PUNISHER
    Responder

    Entonces yo no lo puedo hacer, ya que dice quien esto escribió, que la otra mano tiene que ser prieta (Con la otra mano prieta el puño y jala hacia arriba) y pues yo soy blanco!!! lo que pasa es que los tarados que escriben estas notas, jamás se preocupan por revisar las tarugadas que escriben, ya que aparte de esta tarugada, escribe otra que dice; “Nunca metas los dedos la la (no sabía que las porquerías lala, tuvieran dedos), boca de la víctima para sacarlo el objeto” (sacarlo) (sic)

Deja un comentario