Conducir enojado aumenta riesgo de accidentes

  • Compartidos
 en Movilidad

El enojo es una emoción que se ha incrementado en los automovilistas en los últimos años. Sobre todo en las entidades más pobladas del país, particularmente en las ciudades. Pero OJO conducir enojado aumenta el riesgo de accidentes

Desde comenzar a conducir alterado, hasta perder los estribos por una situación que se vive o por los comentarios obscenos de conductores irrespetuosos, solo basta un poco para que esta sensación inunde los sentidos y hace perder los estribos, para provocar un accidente.

El enojo en los automovilistas puede ir desde insultos hasta agresiones físicas, lo cual pone en peligro a quien maneja y a otras personas. No obstante, existen técnicas para  controlar esta emoción cuando se está al volante:

  • Aceptar las cosas como con, tomarse la mayoría de las circunstancias a la ligera.
  • Relajarse escuchando música de su preferencia o un programa de radio de su agrado.
  • Buscar alternativas  de rutas y evitar calle saturadas.
Con información de Atracción 360

Ciudadanos en Red

Publicaciones recomendadas