Consejos para manejar si estas embarazada

  • Compartidos
 en ¿Cómo le hago?

Si bien el hecho de estar embarazada no te imposibilita para manejar un coche, es necesario tomar ciertas  precauciones para hacerlo, de tal forma que no pongan en riesgo tanto a la madre como al feto, en caso de una frenada de emergencia o colisión.

Para conocer más del tema, conversamos con la doctora Beatriz Monroy, especialista en ginecología y obstetricia, con subespecialidad en medicina materno fetal, quien nos compartió su punto de vista.

Una mujer embarazada puede manejar, sin embargo, no es una actividad recomendable a partir de la semana 27 de gestación, pues el vientre ya ha crecido lo suficiente como para obstaculizar la manipulación del volante, y puede oprimir al feto y lesionarlo si frena bruscamente o si ocurre un percance.

“Pero si es una actividad necesaria, la mujer debe buscar la manera de adaptar el coche a su nueva condición para reducir riesgos, pero insisto, si su médico le indica que no lo haga, debe respetarlo”.

Qué hacer

“Aunque pueda resultar incómodo, siempre debemos usar el cinturón de seguridad, ajustándolo de tal forma que la parte ventral del cinturón quede lo más baja posible, esto con el fin de sujetar a la madre por el pelvis y no se ejerza ninguna presión sobre el feto”

“La parte del cinturón que cruza el cuerpo en diagonal debe pasar entre las mamas y apoyarse en la clavícula. Lo siguiente es aumentar la distancia entre el asiento y el volante de 20 a 25 centímetros, así evitaremos el contacto directo de la parte baja del volante con el vientre.

Existe la creencia de que las bolsas de aire pueden perjudicar a una mujer embarazada, sin embargo, nuestra especialista asegura que “es mejor tener esa protección que si no se contara con ella, inclusive si la mujer viaja de acompañante en el asiento del copiloto, por eso nunca debemos desactivar la bolsa de ese lado.

“Una recomendación más es que procuren viajar cómodamente, que utilicen calzado adecuado y plano para presionar mejor los pedales, y que anticipen más alguna maniobra, que guarden una mayor distancia entre el coche de enfrente y el de ellas; todos esos puntos también dan seguridad. Si bien, salvo la del médico, no existe ninguna restricción para manejar un  coche, la doctora Monroy comenta que “se debe dejar de conducir cuando la mujer ya no se sienta cómoda”.

Siempre atenta

La mitad de las posibles lesiones fetales en caso de un accidente pueden evitarse colocando correctamente el cinturón de seguridad, pues evitan el impacto del vientre contra el volante. ¡No lo olvides!

Consulta siempre con el médico cualquier duda y sigue a sus consejos. Manejar el coche cuando existe el riesgo de parto prematuro y contracciones, no es recomendable.

Si vas a hacer un viaje largo, no manejes más de tres horas seguidas. Lo mejor es que detenerte cada hora para estirar las piernas y activar la circulación para evitar la hinchazón y el cansancio.

Fuente: www.atraccion360.com | Por Pablo Monroy

Publicaciones recomendadas