5 consejos para conducir en días de lluvia

  • Compartidos
 en Movilidad

En estos días de frente frío y lluvia constante, los consejos para conducir en días de lluvia serán tus mejores aliados para dejar atrás estadísticas de accidentes, donde se ven involucradas las inclemencias del clima.

Las tormentas representan un desafío particularmente difícil en la vía. No sólo el pavimento se pone resbaladizo, sino que hay que batallar con los vientos, y la visibilidad disminuye.

Si las precipitaciones generan inundaciones, los autos quedan exigidos al límite, en riesgo de terminar arrastrados por el agua.

Dentro de los errores más comunes de los conductores, los escenarios más temidos y los planes para escapar de situaciones tormentosas, estos tips que te llevarían a evitar un escenario catastrófico:

Consejos para conducir en días de lluvia: tips de prevención

1.- No manejar. Lo mejor que se puede hacer es evitar salir en automóvil si la lluvia es demasiado intensa, en caso de estar afuera lo más recomendables es conducir lentamente.

2.- Velocidad lenta. Durante una tormenta hay mucha agua estancada sobre la carretera y en esas condiciones puede ocurrir el fenómeno conocido como aquaplaning; mantener la velocidad bajo control ayudará a que las llantas estén firmes sobre el suelo.

3.- Usa las luces correctas. La regla de oro es encender las luces cada vez que manejes. De esta forma, eres doblemente visible para otros conductores. Ante lluvia fuerte hay que usar las luces bajas; las luces altas reflejarán las gotas de agua en la neblina, disminuyendo tu visibilidad.

 

Un camión en la carretera, visto a través del parabrisas de un conductor bajo la lluvia 

4.- Mantén la distancia. Aumentar la distancia que te separa del auto que sigues cuando haya ráfagas de viento y fuertes aguaceros deberá ser una constante cuando el asfalto está mojado.La distancia prudente normal es de dos segundos y la puedes calcular al verlo pasar por un punto fijo de la carretera

5.-Cuidado con los vientos. Al conducir en días de lluvia, la velocidad también es importante para lidiar con los fuertes vientos; se recomienda mantener firme el volante, ya que los vientos fuertes no son constantes y pueden tomarte desprevenido.

 

Pero peor que subestimar la potencia del agua y del granizo que ves, es sobreestimar tu capacidad o la de tu auto.

“Los autos de hoy en día son esencialmente computadoras portátiles sobre ruedas”, dice Burns, de Land Rover. “No hace falta mucho para que se dañen”.

Debido a todos los accesorios que compensan las fallas humanas, Burns dice que hoy en día los conductores están psicológicamente convencidos de que sus autos los mantendrán seguros y los llevarán del punto A al B, cuando no necesariamente es así y conducir en días de lluvia puede complicar más la situación.

 

¡Los accidentes pueden prevenirse!

Con información de: BBC Mundo 


Publicaciones recomendadas