Corredor 13, campamento de damnificados por 34 años  

  • Compartidos
 en Movilidad

Han pasado casi 34 años desde el sismo que sacudió la Ciudad de México la mañana del 19 de septiembre de 1985; desde entonces más de 200 familias viven el campamento de damnificados llamado ‘El Corredor 13’.

El campamento se construyó para apoyar a las familiar que se quedaron sin su hogar tras el movimiento telúrico. Está ubicado en la alcaldía del Gustavo A. Madero, exactamente en la calle Río Bamba, en un terreno que le pertenece al IMSS. 

Este campamento de damnificados es una mini ciudad, donde las personas viven en casas de lámina, algunas son color verde agua, otras blancas, algunas más tienen dibujos en las fachadas. Hay pasillos como en un laberinto de tierra, también hay dos tiendas de abarroteslavaderos comunitarios y una capilla.

En 2013, la alcaldía Gustavo A. Madero y el IMSS habían contemplado la venta de ese predio para construir áreas verdes, sin considerar a las 250 familias que viven ahí.

Imagen de Tercera Vía

Los fundadores fueron familias de Tepito, Vallejo, Martín Carrera y Cuautepec que perdieron su patrimonio en el terremoto del 19 de septiembre del ’85. Algunas personas llegaron al lugar, como consecuencia de otros desastres naturales.

Este albergue era de carácter provisional hasta que las autoridades capitalinas lograran reubicar a las familias, lo cual no ha sucedido luego de casi 34 año; cuatro generaciones han crecido ahí.

Pierden la esperanza

¿Por qué no se van del campamento de damnificados? Porque de acuerdo con los testimonios recogidos por El Universal, si se iban, perderían el derecho de recibir una vivienda.

Marta y su familia viven en ‘El Corredor 13’ desde que se instaló y luego de todo este tiempo, ha perdido la esperanza de tener su propio hogar.

Tengo diabetes, me hice vieja, tengo 64 años. Así que yo llegué hace cuando tenía 32 años. No me siento como al principio que quería mi casa, no, se me acabaron las ilusiones, menciona.

Imagen de Lindavista Unida


Publicaciones recomendadas

Comentarios