Crisis del agua en CDMX

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

1,4 millones de personas en la Ciudad de México padecen la escasez de agua. Se trata del 15% de los habitantes de la ciudad. Eso, a 10 días del devastador terremoto de de 7,1 grados en la escala de Richter del 19 de septiembre pasado.

El problema ha derivado en actos de violencia. Inclusive, hombres armados robaron pipas que distribuyen el líquido.

E Iztapalapa, al oriente de CDMX, se contabilizan 900,000 personas sin acceso al agua potable. Otros 300,000 en Tláhuac y Xochimilco (sur), zonas de escasos recursos, también viven esta crisis hídrica.

¿Sabías que tomas plástico todos los días?

Pero, otras 200,000 personas no tienen el vital líquido en áreas de clase media como Benito Júarez, Cuauhtémoc, Coyoacán y Tlalpan.

Los sismos del 7 y 19 de septiembre causaron fugas en tuberías de distribución. Además, provocaron fisuras en los acueductos La Caldera y Tláhuac-Nezahualcóyotl.

Secuestro de pipas de agua

Unos días después del 19S, iniciaron los disturbios para apoderarse de las pipas que trasladan el agua a las zonas más afectadas.

Juan Carlos, conductor de uno de esos camiones, comenta que la mayoría de los secuestros de pipas ocurre en calles de Iztapalapa.

Vecinos señalan que se suscitan trifulcas entre grupos de personas por apoderarse de los camiones. Incluso, se ha dado el caso que los ladrones pipas amenazan con pistolas a  conductores y a vecinos.

La escasez ha ocasionado que muchas personas mayores acarreen en cubos desde algunas zonas lejanas a sus viviendas.

También, está el problema que los piperos cobran cifras inaccesibles para muchos habitantes de barrios pobres.

“Están lucrando con el agua, llegan a las colonias y nos cobran el agua”, afirmó Margarita Gutiérrez, habitante del barrio Ortiz Tirado, en Iztapalapa.

La escasez de agua suele ser un problema endémico en Iztapalapa y en varias zonas marginadas de la CDMX. Se agravó tras el sismo reciente.

Con información de El Periódico de México


Publicaciones recomendadas