¿Cómo debes cortar tu tarjeta antigua para que ya no la puedan utilizar?

  • Compartidos
 en ¿Cómo le hago?

Que alguien utilice nuestros datos bancarios –o de la tarjeta- para realizar compras sin nuestro consentimiento, siempre será un tema preocupante.

Cuando una tarjeta pierde su vigencia debemos renovarla y queda un plástico que en apariencia ya no servirá.

Sin embargo, pese a que existen cada vez más tecnologías y sistemas de seguridad en las tarjetas bancarias, de acuerdo al experto en robo de identidad, CEO de IDtheftSecurity, contrario a lo que podríamos creer, algunos sistemas de cobro en línea podrían recibir un número de tarjeta antigua con tan sólo cambiar la fecha de expiración.

Entonces, aún en nuestros días, es necesario que la cortemos en pedazos, asegurándonos en deshacernos de todos sus elementos de seguridad.

Banda magnética

Aunque se utiliza menos, aún la pueden utilizar para realizar algunos pagos. Córtala en distintas direcciones para asegurarte que quede inservible.

Chip

Este elemento contiene básicamente toda la información de tu plástico. Es fundamental que lo destruyas, no puede pasar desapercibido.

Número de tarjeta

Tanto el que se encuentra al frente, como los de la parte posterior (de seguridad), deben quedar suficientemente trozados, como para que resulte complicado rearmar la secuencia para cualquier estafador.

Nunca está de más cuidar tus finanzas, aún en pequeños detalles, como el trato de tu tarjeta expirada. Para ello, se recomienda trozarla en al menos 15 pedazos. Suficientes para anular todos sus sistemas de verificación.

Fuente: www.dineroenimagen.com

Publicaciones recomendadas