Suscribirme

Qué debes tener en cuenta antes de cambiar de trabajo a los 30 años

Cambiar de trabajo, sobre todo después de cierta edad, puede ser arriesgado. Pero puedes minimizar los riesgos tomando en cuenta ciertas cuestiones

julio 5, 2017

Los motivos por los que las personas quieren cambiar de trabajo son muy variados. Desde falta de oportunidades de crecimiento, a un trabajo demasiado exigente, o aburrido, o estresante o un sinfín de adjetivos más. La cuestión es que si bien muchas personas quieren cambiar  de empleo, esto es algo que no debe hacerse por impulso, y menos cuando ya se ha pasado determinada edad. Si quieres renovarte a nivel laboral, conoce qué debes tener en cuenta antes de tomar la decisión.

Los trabajadores que hoy en día tienen treinta años han podido absorber fácilmente los cambios planteados por la llegada de la era digital a prácticamente todos los ámbitos de la vida; pero para quienes tienen unos años más, el cambio en las tareas puede verse más complicado, ya que los nuevos puestos exigen dominar múltiples herramientas digitales con las que los trabajadores más veteranos no crecieron.

Pero por supuesto que esto no debe ser un impedimento, sino una oportunidad para crecer y seguir adquiriendo o renovando conocimientos. Ahora bien, si tienes en mente cambiar de empleo, existen algunas cuestiones en las que debes prestar especial detalle.

4 cuestiones que debes tener en cuenta antes de cambiar de empleo a los 30

1 – Investiga las posibilidades en un nuevo lugar

Suponiendo que has conseguido una entrevista, te han ofrecido el trabajo pero no tienes demasiada idea del lugar, investiga todo lo que te sea posible sobre la empresa.

Hazlo mediante Internet y, si tienes algún amigo dentro de la empresa con quien tengas mucha confianza, también puedes preguntarle qué tal son las cosas allí para evaluar si va de la mano con tus objetivos.

2 – No tengas miedo a salir de tu zona de confort

Tu zona de confort es el lugar donde no tomas riesgos por miedo a que algo no pueda funcionar, y si bien la realidad es que muchas veces no es tan fácil arriesgarse porque no cuentas, por ejemplo, con el respaldo económico suficiente, permanecer la vida entera sin tomar desafíos tampoco te llevará muy lejos.

Insiste, golpea puertas, pierde el miedo a fracasar, compara y contrasta entre lo que puedes perder y lo que puedes ganar y si la balanza se inclina de forma positiva, anímate a dar el salto.

3 – No cambies si no estás en un buen momento emocional

Para cambiar de trabajo debes hacerlo de manera inteligente. Esto implica un montón de cuestiones, entre ellas, no hacerlo por impulso porque un día o varios han ido mal por ejemplo porque has discutido con un compañero.

Para cambiar de trabajo debes estar en un estado emocional tranquilo y seguro, no en un lío mental que te lleve a “huir” de un lugar solo porque últimamente piensas que tu jefe está un poco fastidioso.

4 – Asegúrate que podrás cumplir con lo que se pide en tu nuevo puesto

Algunas personas tienden a “inflar” su Currículum asegurando que cuentan con habilidades que en realidad no dominan, y luego, cuando son contratados, pueden encontrarse en serios problemas a la hora de tener que resolver algo de lo que no tienen idea.

No te arriesgues a esto porque no solo podrías perder tu empleo sino que mancharía bastante tu imagen profesional. Antes de buscar un nuevo empleocapacítate en las áreas que el trabajo requiera y tú tienes más flojas. Lo bueno es que con Internet puedes aprender de todo, a través de cursos online gratuitos o video tutoriales.

Fuente: Universia México

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones