Descuidan a peatones en cruce de Buenavista

  • Compartidos
 en Movilidad, Noticias

Conductores que “avientan” el auto o que dan vueltas repentinas cuando el semáforo peatonal está en verde, y hasta metrobuses que no respetan el alto son los obstáculos que encuentran los peatones en el cruce del Eje 1 Norte e Insurgentes.

En las inmediaciones de este entronque están la terminal Buenavista de la Línea B del Metro, la terminal del Tren Suburbano, y la terminal de la Línea 5 del Metrobús, además de las estaciones Buenavista y Buenavista II de la Línea 1 del mismo sistema de transporte.

De las 195 estaciones del Metro, Buenavista ocupa el lugar 12 entre las de mayor afluencia, con 65 mil 400 usuarios cada día, según datos del Sistema de Transporte Colectivo.

En tanto que la Línea 1 del Metrobús es la de mayor afluencia de la red, pues mueve a 440 mil pasajeros diarios; y el Suburbano a 150 mil.

El punto más conflictivo es el cruce de la banqueta de Insurgentes hacia la entrada a la estación Buenavista del Metrobús, ubicada en el camellón, ahí REFORMA constató aglomeraciones de hasta 70 personas que buscaban cruzar en ambas direcciones, pero sólo cuentan con 15 segundos para hacerlo.

Debido a ello, los conductores que circulan sobre el Eje 1 Norte y buscan dar vuelta en Insurgentes hacia el norte deben sortear el paso de las personas, pero en la mayoría de los casos avientan el carro y provocan que la gente los tenga que esquivar.

“Los peatones no respetamos el tiempo del semáforo porque es muy poco, y los automovilistas tampoco tienen mucho respeto y es una guerra constante de ver quién pasa primero. Es muy peligroso”, expresó Rosa, quien acude con regularidad a la Biblioteca José Vasconcelos.

Además del cruce de autos, hay un paso para que metrobuses se incorporen del Eje 1 hacia Insurgentes; para ello cuentan con un semáforo que en ocasiones los conductores no respetan, sino que cruzan cuando ven la oportunidad.

Otro punto crítico está sobre el Eje 1 Norte, pues en lugar de utilizar el paso peatonal de la esquina, los paseantes optan por cruzar la avenida a unos 40 metros hacia el oriente, donde no cuentan con ninguna protección.

Reforma

Publicaciones recomendadas