Dialecto y lengua, ¿sabes cuál es la diferencia?

  • Compartidos
 en Educación

Maya, náhuatl, zapoteco, mixteco, trique, otomí y muchas más son unas de las 68 lenguas indígenas que se hablan en México, además del español. Si bien, muchas personas las denominan como dialectos, en realidad estamos ante una costumbre despectiva de llamarlas así, pero ¿por qué son lenguas?

Lengua indígena

Según el Diccionario del Español de México, lengua es el “sistema de signos fónicos o gráficos con el que se comunican los miembros de una comunidad humana”. Es decir, un sistema de comunicación organizado y que se establece a partir de la convención entre las personas.

Variantes de las lenguas indígenas

Como mencionamos anteriormente, en el país existen 68 lenguas indígenas, mismas que se dividen en 11 familias y éstas a su vez se subdividen en 264 variantes lingüísticas, según el grupo étnico y la región.

dialecto y lengua

Foto: Mi Punto de vista

Dialecto

Mientras tanto, dialecto son las variantes de una lengua “un grupo de personas, una comunidad o los habitantes de una región. Por ejemplo “el habla del Bajío, el habla de la Ciudad de México y el habla de Castilla, son dialectos del español”, según información del diccionario antes citado.

Es decir, que el dialecto es una modificación de la lengua que se habla en ciertas regiones. Sin embargo, en el imaginario colectivo de la mayoría de las personas existe la falsa idea de que el dilecto es socialmente inferior a la lengua y siempre lo asocian con el mundo indígena, mientras que la lengua lo relacionan con el prestigio y el dominio.

La Academia Mexicana de la Lengua, detalla que el dialecto se refiere a “los modos particulares o regionales en que se usan las lenguas. En ellos, suelen aparecer voces locales que sólo se entienden en algunas regiones”. En pocas palabras, es algo que hace particular a las regiones y que, desde luego, enriquece el habla del país.

Es común asociar el inglés, francés o español con la lengua y al trique y el mixteco con el dialecto, cuando en realidad sabemos que estamos ante una falsa idea, urgente de erradicar entre la población mexicana.

Con información de Milenio.


Publicaciones recomendadas

Comentarios