El fracaso de la “K” invertida

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

La “K” invertida, pieza primordial en los trabajos de mantenimiento del Sistema Cutzamala, no se volvió a colocar, así lo mencionó el vocero de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Alcudia.

Personal especializado retiró la “K” invertida de 185 toneladas y la sustituyó por una pieza lineal de aproximadamente 20 metros de longitud.

El proyecto fracasó, pero Luis Alcudia destacó que pese al retiro de la “K” invertida, los trabajos sí sirvieron porque ahora ya se cuenta con dos líneas de abastecimiento para el sistema.

Regresamos a la forma de operación como la teníamos antes para poder apurar el reabastecimiento de agua en la CDMX, declaró Alcudia.

El vocero de Conagua aseveró que se trata de un “proceso paulatino”, porque de la planta de bombeo a los tanques para repartir a la Ciudad de México hay 76 kilómetros.

De esta manera se restableció el servicio al 100% y se abastece al Valle de México con 16 metros cúbicos por segundo del vital líquido.

Presupuesto de la “K” invertida se pudo utilizar en otros rubros

El desplazamiento de la “K” invertida no generó gastos extras, pero aún se piensa en cómo se instalará, dijo el vocero de Conagua.

No obstante, se gastó una gran parte de los 500 millones de pesos presupuestarios para los trabajos de mantenimiento.

La cantidad anterior se pudo invertir en rubros de total importancia.

Aquí la lista:

  • Se podrían comprar 100 millones de boletos para el metro.
  • Alcanzaría para 1, 138, 952 pagos anuales de usuarios de Ecobici.
  • Se cubriría 11 veces el presupuesto para el 2018 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El monto es de 43, 196 millones de pesos.
  • Se pagaría en tres ocasiones el momento del presupuesto destinado al Instituto de las Mujeres que consta de 159, 141, 963 millones de pesos para el 2018.
  • Se destinaría más del total del presupuesto contemplado para el área de Derechos Humanos del Estado de México que es de 264, 800, 020 millones de pesos para el 2018.

“K” invertida, un proyecto que llevó años

La proyección para la “K” invertida iniciaron a finales del sexenio de Felipe Calderón (2006-2012). En 2013 se iniciaron los estudios y la Conagua decidió contratar a consultores externos.

Sin embargo, tras la falla de la pieza, todo volvió a a su lugar de origen y se reutilizaron los mismos materiales.

Con información de El País.

 

 


Publicaciones recomendadas
Comentarios
  • Ariel
    Responder

    Están muy mal los cálculos en la lista de gastos que se podrían haber cubierto.

Deja un comentario