Suscribirme

El IMSS: ¿en estado de coma?

marzo 3, 2009
boletín temático

El IMSS: ¿en estado de coma?

imss

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha dejado de curar. Paradójicamente ahora es un paciente más que requiere sanarse pronto o, de lo contrario, la salud del presupuesto de egresos mexicano y de los derechohabientes (50 millones) puede colapsarse.

Su padecimiento más grave, obviamente, es la crítica situación de sus finanzas, lo que le impide revertir el déficit histórico de infraestructura médica. A manera de ejemplo, hasta ahora no se han logrado revertir las tendencias decrecientes en los índices de consultorios (que registra 0.41 consultorios por cada mil derechohabientes, casi una tercera parte de lo que había 26 años atrás) ni de camas (se tienen 0.84 camas por cada mil derechohabientes, equivalentes a menos de la mitad de lo que había en 1980).

Otro padecimiento es la carga a sus finanzas presentes y futuras del régimen de jubilaciones y pensiones de los trabajadores del Instituto, cuyo último dato indica que el pasivo asciende a 833,149 millones de pesos. Ni que hablar de las pensiones de los trabajadores afiliados al instituto, que para el 2012 se espera impliquen una erogación de 61 mil millones de pesos.
Pero el más doloroso y, lamentablemente, quizás el menos importante para esta institución, es la calidad del servicio y el trato a los derechohabientes y familiares. La inconformidad ciudadana se manifiesta cotidianamente ante la desinformación sobre el estado de sus pacientes, lo increíble que resulta el hecho que el médico receta medicamentos que en muchas ocasiones no se tienen en la farmacia de la unidad hospitalaria y por la demora para entrar al consultorio y lo escueto que es el servicio una vez en él.

La mala atención también se presenta en situaciones críticas para la salud de los derechohabientes ya que, en muchas ocasiones, en la clínica correspondiente no se tiene médico en turno, por lo que son referidos a otras clínicas donde vuelve a iniciarse el suplicio, ya que el servicio al paciente  debe ser proporcionado en la clínica que le corresponde al derechohabiente.

 También los derechohabientes deberían respetar íntegramente las reglas del hospital, pues con ello seguramente mejoraría la atención de los trabajadores del Instituto y se evitarían confrontaciones.  En reiteradas ocasiones se han presentado enfrentamientos entre familiares de enfermos y el personal médico, alegando que por eso pagan impuestos o bien argumentando violación a sus derechos humanos. Es obvia la importancia  que tiene que los derechohabientes cooperen y no obstruyan el trabajo del personal médico.

Debe considerarse que la situación financiera actual-reflejada en los bolsillos de los mexicanos – posiblemente va impedir un mayor desarrollo de  servicios médicos privados al alcance de más personas, por lo que es muy importante que las instituciones de seguridad social gocen de un estado de buena salud.

 Transcribimos a continuación un fragmento de una denuncia recibida hace algunos meses  que resume la inconformidad de los ciudadanos contra el servicio que prestan las instituciones públicas de salud en México:

 “El IMSS es una vergüenza; fui porque me sentía muy mal, incluso tenía taquicardia y sudoración; llevo varios años cotizando y es la primera vez que iba a consulta; el doctor me trató muy mal, me dijo que lo que me hacía falta era jugar básquetbol y salí de ahí con Paracetamol en mis manos, eso fue todo lo que me recetó, para eso fui a perder dos horas de mi tiempo. Después tuve que ir con un particular, que sí me curó pero tuve que gastar más de mil pesos entre consulta y medicinas”.
Tú, ¿Qué Opinas?

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones