Cae “El pozolero mayor”, vinculado al homicidio de los estudiantes de Jalisco

  • Compartidos
 en Destacados, Seguridad

“El pozolero mayor” disolvió en ácido los cuerpos de los tres estudiantes de cine de Jalisco que desaparecieron en marzo pasado; la Fiscalía del estado confirmó su detención.

Jonathan Josué “N”, también conocido como “El Choco”, está vinculado con el secuestro y muerte de los jóvenes cineastas; Javier Salomón Gastélum, Jesús Daniel Díaz y Marco Francisco Ávalos.

El fiscal de la entidad, Raúl Sánchez, confirmó que el delincuente trabajaba para el Cártel Jalisco Nueva Generación. Su detención se realizó en el municipio de Compostela, en el estado de Nayarit.

 

Las declaraciones de”El Choco” confirman la principal línea de investigación de las autoridades, señaló Sánchez Jiménez. A los jóvenes los confundieron con integrantes del crimen organizado rivales al Cártel Jalisco Nueva Generación; los asesinaron y disolvieron en ácido en una de las fincas ya aseguradas.

El fiscal general confirmó que con la detención de Jonathan Josué suman cinco los asegurados relacionados al caso. Dos implicados más se encuentran prófugos, señaló el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara.

En tanto, informó que el presunto líder de esta célula delictiva, ‘El Canzón’, ya fue asesinado; sin embargo, las investigaciones continúan.

La desaparición

Javier Salomón Gastélum, Jesús Daniel Díaz y Marco Francisco Ávalos, desaparecieron en marzo pasado en Tonalá, Jalisco.

Los jóvenes regresaban de realizar un trabajo escolar en una finca ubicada en dicho municipio cuando se les descompuso su vehículo. Al bajar para arreglar el desperfecto, hombres armados los rodearon y los obligaron a subir a dos camionetas. Posteriormente se desconoció su paradero.

A la búsqueda se unió el cineasta mexicano y ganador del Oscar, Guillermo del Toro, quien difundió información de los jóvenes.

A un mes de su desaparición, autoridades del estado confirmaron que los tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales estaban muertos.

Explicaron que los compañeros ingresaron a una finca vigilada por el Cartel Jalisco Nueva Generación, contrario al Cártel Nueva Plaza. Con este grupo delictivo se vinculó a la tía de uno de los desaparecidos, quien actualmente está presa.

Tras interceptarlos y secuestrarlos, los trasladaron a un inmueble donde los golpearon para obtener información, posteriormente los asesinaron. Para no dejar rastro de las víctimas, los delincuentes trasladaron los cuerpos a otro domicilio donde “El pozolero mayor” los disolvió en ácido.

Con información de: El Financiero 


Publicaciones recomendadas

Deja un comentario