El triste texto de Sanjuana Martínez dedicado al asesinato de Anabel Flores

  • Compartidos
 en Voz Ciudadana

Hoy no voy a escribir más. Me voy con esta imagen aterradora del crimen de la periodista Anabel Flores, clavada en el corazón. Imagino sus horas de angustia. Imagino el gélido aliento de la muerte caminando a su lado, sabiendo que sería asesinada. Pienso en el dolor físico ocasionado por la tortura. Pienso en sus dos hijos. Y se me parte el alma. Matar periodistas no significa matar la verdad. Matar al mensajero no significa matar el mensaje. ¿Cuando lo van a entender?… Cada vez que matan un periodista en México matan una parte esencial de nuestra débil democracia. 

El martirologio de periodistas en México no debe seguir aumentando. 16 periodistas asesinados en Veracruz y Javier Duarte se convierte así en el gran depredador de la prensa. Algo tiene que suceder para terminar con esta impunidad endémica que invita a la repetición del delito.

Hoy fue Anabel, ¿quién sigue? ¿Nos quedaremos esperando la llegada del verdugo? Necesitamos su apoyo. Quienes defienden el trabajo que hacemos, quienes defienden periodistas, defienden la libertad de expresión, defienden la libertad de prensa, defienden nuestro derecho a estar informados, a conocer la verdad.

Hoy, me van a disculpar, no voy a escribir más. Hoy tengo derecho a llorar.


Publicaciones recomendadas

Comentarios