Suscribirme

Cómo elegir una tarjeta de crédito que se ajuste a tus necesidades

Cada tarjeta de crédito tiene distintas recompensas y beneficios que quizá desconoces, así que elegir una tarjeta de crédito es una decisión que no puedes tomar a la ligera

octubre 11, 2017

Elegir una nueva tarjeta de crédito puede parecerse mucho a la experiencia que tiene un niño cuando visita el pasillo de una juguetería el día de su cumpleaños o en navidad. Hay muchas cosas distintas que quieres, pero solo puedes elegir una o dos.

Cada tarjeta de crédito tiene distintas recompensas y beneficios que quizá desconoces, así que elegir una tarjeta de crédito es una decisión que no puedes tomar a la ligera. Para evitar la “parálisis por análisis,” te traemos esta guía que te ayudará a elegir una buena tarjeta de crédito acorde a tus necesidades y hábitos de consumo.

¿Recompensas en efectivo o recompensas en viajes?

La primera decisión que tienes que tomar es el tipo de recompensas que quieres obtener. Las tarjetas que ofrecen recompensas te permiten redimir puntos para obtener dinero en efectivo o recompensas en forma de viajes.

Si viajas muy poco o simplemente prefieres la flexibilidad del efectivo, sería una mejor opción elegir una tarjeta que ofrezca recompensas en forma de efectivo.

Una tarjeta que ofrece recompensas canjeables por viajes es mejor si quieres usar los puntos de recompensa para premiarte con viajes o noches de hotel. También debes tomar en cuenta que las tarjetas de crédito para viajeros tienden a ofrecer bonos por registrarse, mucho más valiosos y con mayores beneficios para los viajeros en el largo plazo.

[Te recomendamos:

Los lugares en los que tu tarjeta de crédito corre peligro en CDMX]

Recompensas por compras

También debes fijarte en cómo la tarjeta de crédito gana recompensas por cada compra. Las tarjetas de crédito con devolución de dinero en efectivo pueden tener una tarifa plana de 5 % o 7 % en todas las compras o tener una estructura de recompensas escalonada. Por ejemplo, algunas tarjetas ganan 10 % en ciertas categorías de productos que van rotando o promocionando y un 5 % en todas las demás compras.

Algunas tarjetas de crédito para viajes obtienen una tarifa plana en todas las compras. Por ejemplo, una tarjeta podría obtener 2 puntos o “millas” por cada compra (ya sea que la transacción esté relacionada con viajes o no).

Muchas otras tarjetas que ofrecen recompensas canjeables por viajes ofrecen premios por compras de manera escalonada, ya que las aerolíneas y hoteles que las patrocinan ofrecen más puntos a manera de bono por la lealtad de cliente. Por ejemplo 3 puntos por cada compra cuando viajas con ellos y 1 punto por el resto de las compras.

Probablemente no sería buena idea aplicar por una tarjeta de crédito patrocinada por una determinada aerolínea si siempre viajas con la competencia, dado que solo obtendrías la recompensa base de 1 punto por compra. Pero en cambio si utilizas ambas aerolíneas, deberías considerar aplicar para ambas tarjetas o una tarjeta cuyas recompensas sean flexibles y te pague los puntos adicionales por volar con cualquiera de esas aerolíneas.

¿Tarjetas con cuota anual o sin cuota anual?

También tendrás que decidir si quieres una tarjeta libre de cuotas o una con cuota anual. Una tarjeta con cuota anual por lo general tiene recompensas y beneficios más valiosos que su contraparte sin cuotas.

Una regla general a seguir a la hora de decidir si quieres o no la cuota anual es pensar con cuanta frecuencia vas usar la tarjeta. Por ejemplo, si la cuota anual es 1,550 pesos, necesitarás obtener al menos 1,550 en recompensas para compensar la cuota anual y empezar a beneficiarte de las mismas. Es mejor ir tras la opción sin cuota anual, si solo planeas utilizar la tarjeta para una o dos compras pequeñas al mes.

Muchas tarjetas de crédito con devolución de dinero en efectivo no cobran una cuota anual, lo cual las hace una buena opción en caso de que necesites una tarjeta de crédito adicional o tengas un presupuesto ajustado.

Las tarjetas de crédito de viajeros son engañosas. Algunas son libres de cuotas, principalmente las que son para hoteles, pero muchas cobran una cuota anual. Usualmente, las tarjetas con una cuota anual acumulan mayores recompensas por cada compra que sus hermanos que no las tienen y también incluyen beneficios anuales como una noche de hotel gratis o una maleta adicional gratis en caso de viaje.

Ahora es tu turno de elegir una buena tarjeta

A la hora de elegir una tarjeta de crédito, mucha gente pierde su enfoque: se ven atraídos por los vistosos bonos y recompensas antes de detenerse a considerar si las recompensas están acordes a sus hábitos de consumo. De lo anterior podemos concluir con seguridad, que hay mucha gente allá afuera usando la tarjeta de crédito equivocada con respecto a sus necesidades reales.

Fuente: www.dineroenimagen.com

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones