Enseña a los niños a evitar ataques de perros

  • Compartidos
 en ¿Cómo le hago?

Cuando se trata de enseñar a un niño cómo evitar que un perro lo muerda y cómo moverse de manera segura a su alrededor, la clave es mantener las cosas simples. Es importante discutir sobre los animales, cómo nos relacionamos con ellos y qué papel juegan en la familia, no sólo cómo evitar una mordida.

Entérate Cómo ayudar a los niños a luchar contra los pensamientos negativos

Si tienes niños pequeños, siempre debes supervisarlos cuando estén cerca de un perro y estar atento a la forma en que interactúan con ellos, para que aprendan a ser gentiles desde el inicio.

A continuación te presentamos algunos consejos sencillos que puedes usar para enseñar a los niños a entender la importancia de respetar a los perros y evitar que sean atacados:

  • Evita el contacto con perros desconocidos. Si ves a un perro que no conoces y que anda vagando suelto o sin supervisión, debes evitar el contacto y alejarte del lugar.
  • Cuando el perro está con una persona, siempre debes pedirle permiso para acariciarlo. Por ningún motivo debes acercarte a un perro sin preguntar primero, incluso si ya lo conoces o si se ha mostrado amistoso contigo en el pasado.
  • Si te encuentras con un perro agresivo, mantén la calma y aléjate de manera tranquila. Evita que la situación escale al gritar, correr, golpear o hacer movimientos repentinos hacia el perro.
  • Si un perro te persigue debes mantenerte quieto, para luego tomar una posición defensiva. Debes quedarte “como un árbol”: permanece parado y tranquilo, tomándote las manos adelante y con la cabeza abajo como si miraras tus pies. Si eres derribado al suelo, cúbrete la cabeza y el cuello con tus brazos y hazte bolita.
  • Si un perro se acuesta en su cama o jaula no debes molestarlo, pues se trata de su espacio y debes respetarlo.
  • Los perros deben tener deseos de jugar y cuando el perro se va, se va –regresará a jugar otra vez cuando quiera más.
  • Nunca molestes a un perro al tomarle sus juguetes, comida o premios, o bien, hacer como que lo vas a golpear o patear.
  • Nunca le jales las orejas o la cola a un perro, ni te montes encima como si fuera caballo.
  • No molestes a un perro que está dormido o comiendo.
  • No trates de arrastrar a un perro tomándolo de sus patas traseras, ni trates de vestirlo, porque a algunos simplemente no les gusta.

Lee también ¿Quieres irte de mochilazo? Consejos para hacer tu maleta


Recent Posts