Ensucia el aire ¡la gasolina!

  • Compartidos
 en Voz Ciudadana

Ensucia el aire ¡la gasolina!

Los problemas de contaminación atmosférica y congestión vehicular pueden solucionarse aplicando medidas drásticas pero impopulares, advierte el Centro Mario Molina. En el documento Soluciones de Fondo para Mejorar el Aire del Valle de México, proporciona seis líneas estratégicas para reducir las emisiones contaminantes y mejorar la movilidad.

Llama la atención que ninguna de las propuestas se refiera al tema del combustible, concretamente de la gasolina que usan los automotores. Extraño, pues el Centro reconoce como una necesidad que se “ataquen todas las fuentes de contaminación relevantes”.

Propuestas

De acuerdo con el Centro es menester acelerar el desarrollo de sistemas de transporte público de bajas emisiones, de calidad e integrado a escala metropolitana; promover el uso racional del automóvil y las tecnologías limpias y disminuir las emisiones del transporte de carga.

El Centro también sugiere actualizar la normatividad de verificación vehicular y garantizar su cumplimiento; reducir las emisiones de la actividad industrial y la distribución de combustibles, y contener la expansión de la ‘mancha’ urbana.

¿Y la gasolina?

El Centro sugiere darle un precio al combustible que refleje sus impactos ambientales y en la salud generados por su uso. Plantea un impuesto a las emisiones del vehículo y la introducción de tecnologías vehiculares mediante incentivos para la adquisición de autos híbridos y eléctricos. Finalmente, propone un programa de cambio de convertidores catalíticos.

Una de las fuentes de los compuestos orgánicos volátiles que empeoran la calidad del aire, son las emisiones evaporativas de diesel y gasolina en estaciones de servicio, afirma el Centro Mario Molina. Sobre las de gasolina asegura que son una fuente significativa como precursor de ozono, además de tóxicas en sí mismas.

La limpieza pendiente

La gasolina limpia es un pendiente desde hace 10 años. En el gobierno feneciente de Vicente Fox se lanzó la gasolina Premium con la cual se solucionarían los problemas ambientales del Valle de México. De hecho, se aseguraba que con esta medida, se terminaría con el Hoy No Circula.

Mario Molina estuvo en el evento de la presentación de la gasolina Premium, el 20 de octubre de 2006. El Centro que dirige cuenta con un estudio que es concluyente: la introducción de combustibles con bajos niveles de azufre, es una asignatura pendiente.

¿Cómo se sabe?

Las emisiones de dióxidos de nitrógeno del sector auto transporte no se han reducido en un 92%; las de óxidos de nitrógeno en un 67%; las de hidrocarburos totales en un 57%, y las partículas suspendidas en un 54%.

La calidad del aire de hoy, revela que la gasolina es la misma, concluye Héctor Riveros, especialista del Instituto de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

De acuerdo con el Centro la gasolina Magna y Premium UBA (Ultra Bajo Azufre) solamente se distribuye en la zona metropolitana del Valle de México, Guadalajara y Monterrey. Sí en el resto del país, salvo algunas excepciones regionales, se usa gasolina ‘menos limpia’.

La gasolina UBA, pese a cumplir con la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-005-CRE-2015, que fija un máximo de 30 mg/kg (o 30 partes por millón), solamente se distribuye en las 16 delegaciones de la CDMX y 28 municipios del Estado de México.

Sin embargo, existen gasolinas con contenido de azufre menores a las fijadas en la norma de la Comisión Reguladora de Energía. En la Unión Europea el límite es de 10 ppm (partes por millón). La mexicana es similar a la de Estados Unidos y Japón, pero inferior a la de Brasil (80 ppm).

Si bien es cierto que existen diversos componentes que deterioran la calidad del aire del Valle de México, el uso de gasolina UBA no está necesariamente reduciendo los niveles de emisiones contaminantes. Ante ello, es impostergable trabajar en el limpiado de la gasolina, como uno de esos factores drásticos para mejorar el aire del Valle de México.

Con información de Centro Mario Molina, Alto Nivel, Milenio

Ciudadanos en Red


Publicaciones recomendadas