¿Es el momento indicado para solicitar un crédito?

  • Compartidos
 en Finanzas

Cuando la empresa tiene necesidades de liquidez para mejorar su operación diaria o para financiar equipamiento y continuar con la expansión, los directivos de alto mando podrían pensar en solicitar un crédito empresarial para alcanzar sus objetivos.

Sin embargo, antes de dar este paso es importante que se pregunten: ¿cuáles son los factores internos y externos que se deben analizar? y ¿cuáles son los elementos que el banco evaluará de la empresa?

Factores internos en la organización. Es indispensable que la situación financiera de la empresa sea estable y que se tomen en cuenta los siguientes aspectos:

1. Costo: Tasa de interés: ¿cuál es el monto a pagar por el crédito?

Plazos: ¿En cuánto tiempo debe pagarse?

Condiciones y garantías: ¿Se requieren garantías? ¿Existe la necesidad de demostrar que la empresa tiene la capacidad para pagar la deuda o se establecen algunas condiciones que pueden afectar la operación normal de la empresa, como no solicitar más créditos, o realizar la venta de algún activo?

2. Riesgo: ¿Cuáles son los riesgos que enfrenta la empresa? De acuerdo a la situación actual, ¿la empresa podrá cubrir el costo fijo del crédito aún si las ventas bajan?

3. Flexibilidad: La compañía no debe agotar su capacidad de crédito, así de ser necesario, en un futuro podrá contar con más efectivo.

4. Evaluar a los clientes principales: ¿Los clientes tienen una buena situación económica o están en momentos complicados?

5. Capacidad de generar nuevos clientes: En un plazo determinado, ¿tendrá la capacidad la organización de aumentar su cartera de clientes para mejorar el comportamiento de las ventas?

Factores externos a la compañía. Otros elementos que se deben considerar al momento de solicitar un crédito son los relacionados con la macroeconomía:

1. Evaluar el sector: Analizar el comportamiento del sector en los últimos años para hacer una proyección de cuál será su situación en el futuro.

2. Desaceleración económica: Por lo general tiene un impacto muy importante en términos de la capacidad de pago de cualquier agente económico.

3. Inflación: Aumento de precios en materias primas y disminución en el poder  adquisitivo de los consumidores.

4. Incertidumbre en el entorno económico: Pocos bancos otorgan créditos cuando el riesgo es latente.

Por su parte, los bancos evalúan principalmente tres elementos para decidir si otorgan o no un crédito:
Calidad moral del acreditado: Esto está relacionado con el comportamiento del cliente de acuerdo a su historial financiero.

Una persona o una empresa con mal historial crediticio difícilmente recibirá un crédito, aunque tenga la capacidad de pago o los ingresos suficientes. Asimismo, la moralidad del cliente es fundamental para los bancos.

Proyección del flujo de efectivo: Este aspecto tiene que ver con los ingresos de la empresa y el análisis sobre la capacidad del pago.

Comportamiento del sector: Se toma en cuenta si el rubro en el que se desenvuelve la firma es estable y si va en crecimiento.

Cuando se contempla el crédito empresarial como una alternativa de liquidez, es importante que el área de Finanzas analice a profundidad todos estos aspectos con la finalidad de evitar caer en una situación de “no pago”; escenario totalmente adverso con consecuencias que, sin duda, conllevan a la bancarrota de cualquier corporación.

Fuente: www.eluniversal.com.mx

Publicaciones recomendadas