Esconde a Abarca proveedor de PRD

  • Compartidos
 en Noticias

El ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Ángeles Pineda fueron detenidos en una casa de la familia Berumen, cuya empresa de grúas era proveedora de servicios del PRD y del Gobierno del DF.

Grúas Berumen ha ofrecido sus servicios al partido del sol azteca para colocar templetes en mítines para sus candidatos y para Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo ha instalado las carpas para la Feria Internacional del Libro en el Zócalo y transportado un helicóptero de la Policía de Guerrero, bajo la Administración de Ángel Aguirre.

En su página web, la empresa informa que tiene más de 30 años en el mercado y ofrece servicios de grúas de gran tonelaje. Su domicilio está en Ermita Iztapalapa 3496, Col. Santa María Aztahuacán, Delegación Iztapalapa.

Ayer también fue detenida Noemí Berumen Rodríguez, hija de Salvador Berumen Jaramillo, el dueño de esa empresa, en la que trabajó como gerente de ventas y mercadotecnia.

Berumen Jaramillo aparece como propietario de la casa ubicada en el número 50 de la Calle Cedro, donde fue detenido el matrimonio Abarca.

La captura de el Alcalde de Iguala y su esposa -a las 2:30 horas de ayer en Iztapalapa- se dio luego de un seguimiento que tuvo como clave y punto de partida a su hija Yazareth Liz Abarca Pineda.

Las autoridades identificaron a Noemí Berumen como una de las amigas que más frecuentaba Yazareth, quien se ofreció a esconder y alimentar al ex Alcalde y la Primera Dama de Iguala.

Según fuentes del PRD, la familia Berumen tiene vínculos con el PRD a través de Juan Carlos Beltrán Cordero, ex asambleísta por Iztapalapa y consejero estatal del PRD en el Distrito Federal por la corriente Nueva Izquierda, mejor conocida como “Los Chuchos”, a la cual pertenece el dirigente nacional Carlos Navarrete.

En 2012, Beltrán Cordero buscó ser candidato a diputado, y, al no conseguirlo, se incorporó a la Secretaría de Trabajo del DF, que encabezaba Navarrete.

Incluso, el actual líder perredista lo incluyó como uno de los 28 cuadros de Nueva Izquierda en el Distrito Federal que participaron en una reunión previa al congreso nacional de Nueva Izquierda en aquel año.

La diputada federal perredista Aleida Alavez afirmó que las colonias de Iztapalapa en las que fueron capturados José Luis Abarca, su esposa y Noemí Berumen son áreas de influencia de la corriente liderada por “Los Chuchos”.

Identificada con Izquierda Democrática Nacional, la corriente de René Bejarano, Alavez explicó que es un área con influencia del ex dirigente nacional Guadalupe Acosta Naranjo y de los diputados Carlos Augusto Morales y Daniel Ordóñez, sobre todo, en Santa María Aztahuacán.

En esa circunscripción también opera Juan Carlos Castañeda, líder de Nueva Izquierda y actual director de Gobierno de la Delegación Iztapalapa, que encabeza Jesús Valencia.

La diputada Alavez estimó que no se puede descartar algún vínculo entre Nueva Izquierda y la familia de Noemí Berumen.

“No se descarta nada, porque la colonia es muy pequeña, y sí se relaciona a esta persona con algunos actores del PRD. En este caso de la familia Berumen, estamos checando porque sí hay quien dice que esta familia operaba con un equipo del PRD en Iztapalapa”, expresó la legisladora.

Iztapalapa, la delegación más poblada del Distrito Federal, fue gobernada entre 2000 y 2009 por Nueva Izquierda, a través de los liderazgos de René Arce y Víctor Hugo Círigo, hermanos que desertaron del PRD.

En la elección de 2009, las disputas internas provocaron que Nueva Izquierda perdiera Iztapalapa.

Clara Brugada ganó la elección a través de Rafael Acosta “Juanito”, quien en una estrategia avalada por Andrés Manuel López Obrador, fue postulado por el PT.

En la siguiente elección de 2012, el PRD postuló a Jesús Valencia, actual delegado que ganó con el respaldo de Alternativa Democrática Nacional, la corriente del secretario general del PRD, Héctor Bautista.

El operativo de captura fue encabezado por el jefe de la PF, Enrique Galindo, y el Procurador Jesús Murillo recibió a los detenidos en las instalaciones de la PGR.

“Ya déjenme ¿qué se creen?”, les reclamó María de los Ángeles Pineda a los policías que la tomaron por el brazo.

vía Reforma


Publicaciones recomendadas

Comentarios