Estudiante de la UNAM crea solución para acabar con las bolsas de plástico

bolsas

En México se usan diariamente 20 millones de bolsas de plástico, según información del Senado. Cada año se generan alrededor de 135 millones de toneladas de residuos, de los cuales el 79% corresponden a bolsas de plástico, de acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Estos desechos son difíciles de reciclar y tardan aproximadamente 150 años en degradarse, por lo que son un gran problema de contaminación. Pero Miguel Ángel Simón, un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México, encontró una manera práctica y de bajo costo para acabar con ellas: microorganismos que devoran plástico.

“La basura es un problema cotidiano y conforme avanza la humanidad, también se hace más grave, porque nadie sabe qué hacer con ella… Hay que saber dar buen uso a esos desechos, para que no se vuelvan una molestia y podamos generar menos contaminación”, aseguró Miguel  Ángel.

El método que ideó el estudiante requiere de sólo 40 días para disminuir el volumen del plástico, gracias a una composta elaborada con desechos orgánicos caseros y excremento de cabras y borregos porque “comen casi de todo, incluso plástico, e intuimos que al comer plástico su organismo genera bacterias o microorganismos que, si bien no lo biodegradan por completo, lo dañan”, dijo el alumno.

El proyecto apenas esta en su primera fase. El maestro Palacios explica que en la siguiente etapa “se van a generar condiciones óptimas para que el plástico se degrade y se convierta en CO2 en menor tiempo”.

Fuente

Mientras Tanto en México