Gasto millonario robo de coladeras en la CDMX

  • Compartidos
 en Destacados

Las tapas de las coladeras son vendidas de manera clandestina, reponerlas representa un gasto millonario para el sistema de aguas capitalino. Asimismo, esta actividad ha generado accidentes catastróficos.

Los capitalinos vemos las coladeras desde diversas ópticas: están los que las esquivan, los que caminan sobre ellas sin pena ni gloria, y los que las culpan de ser causa de accidentes como ponchaduras de llantas o caídas de peatones.

En las calles y avenidas de la ciudad existen más de 900 mil coladeras de drenaje y, aunque no deberían representar ningún peligro, hoy muchas ya no tienen tapas, lo cual ha provocado múltiples accidentes.

Casos y cifras en las coladeras

De acuerdo con la dirección de Drenaje, Tratamiento y Reúso, en lo que va del año se han reportado alrededor de 139 coladeras sin tapa, mientras que en 2017 fueron 420. El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) había reportado el año pasado 12,513 piezas hurtadas.

El robo de coladeras se concentra, sobre todo, en las que están fabricadas de fierro colado. De acuerdo con el director de Drenaje, Tratamiento y Reúso, colocar una coladera de hierro tiene un costo de alrededor de $9,300, esto incluye el personal y la materia prima como cemento y aditivos que aceleran su secado.

Además, las rejillas que van en la orilla del pavimento de la banqueta tienen un valor de $7,500. Los delincuentes venden las coladeras en $240 cada una, ya que tienen un peso de 60 kilos y cada kilo es pagado a $3 o $4, de acuerdo con investigaciones periodísticas.

Colocar coladeras de hierro dúctil, el cual no es fácil de vender, es una de las soluciones que se ha gestado en los últimos meses. Su instalación es igual de costosa pero no se han registrado robos de coladeras de este material.

¿Dónde denunciar robo de coladeras?

Para evitar el gasto millonario, la Procuraduría Social de Ciudad de México está al pendiente de las denuncias ciudadanas. Y, por supuesto, al tratarse de un delito existen medidas coercitivas. Se castiga con prisión de 2 a 6 años a cualquier persona que incurra en esta acción.

Con información de: Chilango


Publicaciones recomendadas
Showing 2 comments
  • Carlos Angeles

    Esta situación tiene años de suceder. Aparentemente, existen pandillas que recorren la ciudad y las zonas con-urbadas en forma nocturna, y van destruyendo poco a poco las coladeras. En el momento en que estos ladrones rompen es su totalidad el cemento, proceden a retirar las varillas que le dan forma a los registros de instalaciones luz y de teléfonos. Otras de sus raterías, las aplican: a) a las rejas que protegen a las plantas de los jardines públicos, b) a las mallas ciclónicas, c) a las placas de bronce alusivas a las estatuas de personas célebres, d) basureros metálicos públicos.
    Estos mafiosos son un verdadera plaga para el mobiliario público de las ciudades. Ojalá se hiciera un plan para detectar a estas bandas y desarticularlas.

  • THE PUNISHER

    Y SI ES DIFÍCIL DAR CON LOS LADRONES, POR QUÉ NO SE VAN CONTRA LOS CHATARREROS, ESOS QUE COMPRAN MATERIAL ROBADO???