Guía para extranjeros en México: ¿cómo pagar impuestos?

  • Compartidos
 en CER Ciudadano

Pagar impuestos en México cuando se es extranjero puede ser más complicado de lo que parece y en la mayoría de los casos requerirá de una buena y bien pagada asesoría para no incurrir en dobles cargos, coinciden especialistas.

De acuerdo con Juan Ignacio Rivero, vicepresidente de la Comisión Fiscal Internacional del Colegio de Contadores Públicos de México, la principal preocupación de los extranjeros que se ven por primera vez en la necesidad de pagar impuestos en México se relaciona con el pago del IVA y de la factura electrónica, una herramienta en la que nuestro país se encuentra a la vanguardia.

“En Estados Unidos se puede hacer una factura literalmente en un Excel, les cuesta trabajo porque lo ven como una piedra en el zapato, y nuestra contabilidad en México es muy estricta en muchas formas”.

Por su parte, Isaac Ibarra Barajas, director general de la firma Ibarra Barajas, y especialista en temas fiscales, asegura que la principal queja que le presentan sus clientes extranjeros es el de la complejidad del sistema fiscal mexicano.

“En otros países puede que paguen más impuestos, pero estos, se reflejan en una mejor seguridad social”.

Ibarra indica que el primer paso para pagar impuestos es darse de alta con el documento migratorio para poder generar un Registro Federal de Contribuyentes.

A partir de allí, un extranjero que radica en México a la hora de pagar impuestos debe comprender el concepto de residencia fiscal. De acuerdo con Rivero, hoy en día la legislación establece que una persona extranjera paga impuestos ahí donde genere el 50.1% de sus ingresos, en caso de ser residente en México.

Expatriados e impuestos

En el caso de los expatriados, es decir, personas de otros países contratados por empresas extranjeras para vivir y trabajar en México, que suelen ganar un sueldo en la moneda de su país de origen, existe un programa llamado “tax equalization program” (programa de iguala fiscal), que muchas empresas establecen en el caso de que los impuestos que el trabajador deba pagar en México sean mayores a los que pagaría en su país por el mismo trabajo.

No obstante, es frecuente que se presenten casos en los que la diferencia entre un país y otro en impuestos es considerable. Para evitar la doble tributación es necesario estudiar caso por caso cuidadosamente, dice Rivero.

“Generalmente entre que se establecen los expatriados en México hay un limbo legal fiscal que puede generar complicaciones de doble tributación entre ambos países”.

Otro concepto que es necesario tomar en cuenta es el de la Renta Universal o World Wide Income, que establece que cualquier persona que sea residente fiscal (en este caso en México) debe gravar todos sus ingresos generados en este país.

“Tú como mexicano residente fiscal, de tener un ingreso, lo debes tributar en México”.

El precepto es para muchos bastante agresivo, y para ello, de nuevo, caso por caso, es necesario revisar los convenios para evitar la doble tributación que México sostiene con cada país, y analizar si es posible acreditar los impuestos en el proceso, explicó Rivero.

Por ello, sostiene Ibarra, es indispensable que cada ciudadano conozca si existe y en su caso, el contenido del tratado de doble tributación que mantiene México con su país y orientarse adecuadamente sobre el régimen bajo el cual va a contribuir.

Adicionalmente, Ibarra ofrece las siguientes recomendaciones para todo extranjero que esté por pagar impuestos en México:

1. Tener orden en sus gastos y conocer cuáles de ellos son deducibles

2. Asesorarse adecuadamente con un contador público

3. Mantener orden en sus comprobantes fiscales digitales

Gabriela Jiménez

Fuente: Economía Hoy


Publicaciones recomendadas

Comentarios