¿Qué hacer cuando alguien desaparece?

  • Compartidos
 en Seguridad

Cuando alguien desaparece, sus familiares experimentan un gran sufrimiento y un profundo dolor, más intenso aún que si la persona hubiese muerto, ya que la incertidumbre de lo que pueda haberle pasado o estarle sucediendo a la persona, se convierte en una constante de pensamiento que atormenta a la familia en todo momento.

Por David Lee | Manual de Seguridad

La esperanza y desesperación por encontrar al desaparecido, se traduce en una lucha incansable, que lleva a las personas a tocar miles de puertas para pedir apoyo y ayuda para dar con alguna pista y, así, emprender camino hacia diversos lugares, algunos insólitos, en la búsqueda de un milagro: hallar a su familiar.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en México, tiene un registro de 26 mil 25 personas desaparecidas en los 32 estados del país. Sin embargo, no existe una precisión y claridad respecto de estas cifras y las de otras dependencias, toda vez que no se sabe si se trata de desapariciones intencionales, forzadas, o casos de personas extraviadas.

Lo que tampoco muchos saben, es que existe en México un Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Investigación del Delito de Desaparición Forzada, que fue aprobado el 20 de Agosto del 2015 por el pleno de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.

Dicho protocolo busca establecer los mismos criterios de búsqueda e investigación de casos relacionados con personas desaparecidas, para todas las procuradurías del país.

Resulta frustrante, para las familias que acuden ante las autoridades, el escuchar argumentos por parte de algún funcionario público, en los que se sugiere o insinúa que la persona desaparecida “tenía vínculos el crimen organizado” o comentarios tales como“andaba en malos pasos”, con lo cual se intenta restarle gravedad a la desaparición y de alguna forma justificarla.

Cuando una persona desaparece, las 24 primeras horas son cruciales para su búsqueda y localización, por ello, la actuación de la autoridad debe ser inmediata y eficaz.

Las prácticas, en los Ministerios Públicos del país, no son perfectas y las acciones ordenadas no siempre se realizan en los plazos establecidos.

En algunos estados de la República, la colusión entre la delincuencia organizada y servidores públicos de las procuradurías locales es patente, por lo que la sola denuncia implica un gran riesgo para las familias.

Debido a ello, resulta fundamental el actuar correcta y eficazmente ante un caso de desaparición de una persona.

Es preciso conocer las responsabilidades de las autoridades competentes: las acciones a implementar en las primeras 24 horas, entre las 24 y 72 horas, después de las 72 horas de desparecida una persona, así como los derechos de los familiares de la persona desaparecida y las formas de reparación del daño.

En ese sentido, i(dh)eas Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. con el apoyo de la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ), presentó la Guía Práctica sobre la aplicación del Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Ocúpate de conocer y difundir esta importante guía, pues cuando alguien desaparece, mucho ayuda a paliar el dolor y sufrimiento de las familias, cuando aparecen personas que saben cómo enfrentar debida y legalmente la situación, elevando con ello la probabilidad de encontrar a la persona desaparecida.

Publicaciones recomendadas