Suscribirme

¿Qué hacer cuando tu bebé se quema por el sol?

¡Cuidado con el sol! Te enseñamos lo que tienes que hacer si tu bebé sufre una quemadura.

agosto 4, 2017

Quizá creas que las quemaduras sólo se dan en los días soleados, pero esto es un grave error, éstas pueden ser producidas aun cuando está nublado. ¿A qué se debe esto? Muy sencillo, a los rayos ultravioleta (UV).

Sabías que tan sólo 15 minutos bastan para que la piel de tu bebé se queme, debido a que es muy fina y delicada, situación que puede ser muy molesta y dolorosa para él. Finalmente, las quemaduras pueden causar problemas serios como la deshidratación y la fiebre.

Es posible que no notes a simple vista que tu hijo tiene quemaduras porque las de primer grado tardan varias horas en aparecer, pero las de segundo grado hacen que la piel se ponga roja, hinchada o con ampollas y se sienta caliente al tacto.

Síntomas

Es importante resaltar que tu hijo puede experimentarlos de diferente manera, sin embargo estos son los más comunes:

  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Dolor al tacto
  • Ampollas
  • Fiebre alta
  • Escalofríos
  • Debilidad
  • Piel seca, con picazón y exfoliación al transcurrir algunos días

Actúa rápido

Para quemaduras de primer grado puedes hacer lo siguiente:

  1. Moja un pañal de tela o un pañuelo limpio y exprímelo bien
  2. Ponlo suavemente sobre el área quemada durante 10 a 15 minutos. Repite varias veces al día
  3. Otra forma de tratarlo es que bañes a tu bebé en una mezcla de agua y bicarbonato de sodio, de esta manera refrescas la piel y disminuyes la rojez
  4. Aplica con previa autorización de su pediatra gel de aloe (lo encuentras en el súper o farmacias de diversas marcas) 2 o 3 veces al día dejando la piel libre de ropa para que pueda respirar
  5. ¡Ponle yogurt! Toma uno natural y úntaselo delicadamente sobre el área quemada, recuerda que debe ser sólo enrojecimiento y no tener ámpulas. Deja actuar por unos minutos y retira con agua tibia

Después de cualquiera de estos tratamientos, aplícale con suavidad crema hidratante con base de agua. Es muy importante darle de beber abundantes líquidos (leche materna, de fórmula, agua, etcétera) para prevenir la deshidratación.

Para las quemaduras de segundo grado, te sugerimos que llames al pediatra, ya que es posible que te mande cremas y medicamentos para sanarlo.

Más vale prevenir

Es indiscutible, la mejor manera de proteger a tu hijo de la luz del sol es no exponiéndolo directamente a ella, en especial entre las 10 de la mañana y las cuatro de la tarde, tiempo durante el que los rayos entran directamente.

Vístelo con sombreros o gorras, pantalones largos de tela ligera y de preferencia con manga larga. También puedes ponerle lentes de sol.

Cuando salgas con él, protéjanse con una sombrilla.

Consulta con tu pediatra el tipo de protector solar que puedes ponerle a tu bebé y, sobre todo, si considera que es adecuado porque la Academia Estadounidense de Pediatría, hasta 1999, recomendaba no poner estos productos a menores de seis meses. Si tu hijo tiene más de seis meses, te sugerimos uno a prueba de agua y que sea “de amplio espectro”, es decir, que proteja contra los rayos UVA y UVB. Es importante que su factor de protección solar (SPF por sus siglas en inglés) sea mayor a 30

Fuente: www.bbmundo.com

Etiquetas:

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones