Top 10: Cómo venderte impresionante en una entrevista de trabajo

Publicado el 30 enero, 2015
entrevistaTrabajo

1- Vístete muy bien
Hay un punto intermedio entre la exageración y la desfachatez. Búscalo. Es muy importante que vayas presentable: dientes impecables, olor fresco (no exageres con el perfume) y sin enseñar tanto. Que tu imagen hable por ti mismo.

2- No vayas desvelado o cansado
Si la noche anterior te vas de fiesta y llegas oliendo a alcohol ten por seguro que el trabajo no será tuyo. Necesitas estar alerta y más listo que nunca, así que un día anterior estimula tu imaginación con ejercicio y durmiendo bien.

3- No dudes ni por un instante que eres la mejor opción
Nadie podrá ver la maravilla de persona que eres si ni tu mismo crees que lo eres. Ve confiado. Valórate, trabaja tu autoestima. Es importante apostar por ti. Demuestra tus cualidades. Proponte como un líder.

4- Estipula condiciones; date tu taco
Las leyes de nuestro país son una verdadera jalada. No es posible que nuestras vacaciones se reduzcan a cuatro días al año. Aboga por tener más tiempo para viajar. Exige desde un principio una serie de cosas. De la mano propón resultados altos. No sedas a todas las peticiones de la empresa. Hazte el interesante.

5- No ofrezcas un CV lleno de colorcitos
Hace poco una amiga me pidió que rolara su CV con amigos del medio. Cuando lo vi pensé: “uff, ni cómo ayudarla”. Parecía un cuaderno de Hello Kitty de primero de primaria: lleno de colores, letras de fantasía y hasta dibujitos ridículos. No hagas esto. Ofrece un CV sencillo y directo.

6- Sé simpático, quítate lo serio
Nadie quiere una piedra como colaborador. Ten una actitud alivianada, atrévete a reírte, a hacer uno que otro chiste. Saca ese lado divertido que vive en ti. Demuéstrale a la de recursos humanos que serás un excelente compañero. Échale un piropo discreto. Infla su ego.

7- Que la ortografía de tu CV sea impecable
No puedes decir que eres una persona capaz para el puesto si ni siquiera sabes escribir correctamente tu propio idioma. La mala ortografía de un empleado habla mal de toda una empresa. Estamos en 2015, si aún no sabes escribir es hora de ponerte la pila. Es sumamente importante que tu redacción sea perfecta. Ponte a leer.

8- Jamás hables mal de tus anteriores experiencias laborales
Aunque hayas terminado agarrado del chongo con tu ex jefe, no lo menciones. Omite esa parte de tu vida. Habla maravillas de tus trabajos anteriores. Nadie quiere un líder sindical o un hombre demandas como empleado. Mejor habla de cuestiones como crecimiento o búsqueda de nuevas oportunidades.

9- Atrévete a proponer
Aunque existan dos puestos con el mismo rango, siempre habrá un empleado que lo desempeña mejor. Y ése, es el que se atreve a hablar y proponer. Sé esa persona que llama la atención desde el día uno. Ofrece ideas, abre tu mente y no tengas miedo. El que calla pasa desapercibido. No lo olvides.

10- Deja a un lado los modismos. Habla correctamente
Si eres fresa quítate la papa de la boca. Si eres medio peladito omite las groserías. Si amas los modismos en esta ocasión no lo emplees. Es importante que seas una persona correcta y con un lenguaje amplio. Sé ecuánime. No jales para ningún estereotipo. Habla como se debe. 

Fuente: Maspormas

Comenta esto

  1. Rosy Cárdenas

    Hablas de que se debe tener una ortografía impecable, y en el punto 4 escribes “sedas”. Verbo ceder = a CEDAS!!! Qué horrible error!!

Deja un comentario