¡Insectos comestibles y que además son deliciosos!

  • Compartidos
 en Entretenimiento

Existe la creencia de que los bichos son asquerosos e imposibles de comer, sin embargo, existen insectos comestibles que son fuente de muchos nutrientes y forman parte fundamental de la gastronomía tradicional mexicana.

Chapulines

Imagen de Mi Morelia

Son, quizá, los insectos comestibles más conocidos y son perfectos como botana. En varios mercados de distintos estados de México, como en Oaxaca, son muy comunes. Incluso, pueden tener la misma proteína de un bistec; con sólo 80 gramos de chapulines se obtienen 40 gramos de proteína, las cuales también se pueden obtener de 250 gramos de res.

Escamoles

Imagen de Latinamericanpost

La palabra escamoles proviene del náhuatl azcatl, hormiga, y molli, guiso y son la hueva de la hormiga güijera liometopum apiculatum. Son calificados como el caviar mexicanos; además que tiene un precio elevado, ya que sólo se da por temporadas y es difícil recolectarlos, quiene lo hacen no se salvan de las mordeduras de la hormiga. Estos insectos comestibles son un platillo tradicional de Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala.

Alacranes

Imagen de Matador Network

Es importante que se le quites el aguijón, y no lo decimos por el veneno, que con la cocción se neutraliza, sino porque se te puede clavar en la garganta. Es muy popular en Durango y algunos lo comparan con el sabor al charal o al chicharrón. En la Ciudad de México, en el mercado San Juan, puedes encontrar los alacranes y, dependiendo el tamaño, es el precio; uno pequeño puede llegar a costar 50 pesos.

Gusanos de cuchamá

Imagen de Pinterest

El gusano cuchamá, especie endémica-comestible pertenece a la la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán, Puebla. Se pueden preparar fritos o al mojo de ajo. La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a través del Laboratorio de Ecología Animal (LEA), logró reproducirlos.

Hormiga chicatana

Imagen de Organización Radiofónica de Oaxaca

¿Se te antoja un salsa de molcajete? La hormiga chicatana puede ser el ingrediente secreto para que quede deliciosa. Es originaria de Hidalgo, Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Puebla y se puede hacer en tamales, caldos, guisados y galleta; aunque su mordida es muy dolorosa.


Publicaciones recomendadas

Comentarios