Irregularidades ponen en crisis al Hospital Veterinario de la CDMX 

  • Compartidos
 en Salud

Desde hace un tiempo, el Hospital Veterinario de Especialidades de la Ciudad de México presenta deficiencias porque los problemas administrativos causaron estragos en la operación del lugar.

Hoy en día, el hospital sólo es el reflejo de las deficiencias y malas prácticas. Como consecuencia de ello, la clínica para animales dejó de dar algunos servicios especializados, como la atención a enfermedades crónicas y cirugías. Ahora, el personal médico sólo ofrece consultas médicas generales, esterilizaciones y vacunación, aunque en realidad ya no hay vacunas.

hospital veterinario

Foto: Diario de México

Ya no se puede utilizar el equipo radiográfico, porque no existe autorización; además, ya no hay servicio de laboratorio avanzado y la farmacia dejó de existir, expuso El Universal.

Uno de los médicos que trabaja en el lugar lo constató: Ya no ofrecemos consultas de especialidad ni realizamos cirugías porque no hay anestesia, todo está suspendido hasta que el nuevo gobierno evalúe como funcionó el hospital sin regular ciertas actividades.

Una promesa, ¿a punto de desaparecer?

El hospital veterinario se inauguró en 2016, como una de las promesas del entonces jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera; se esperaba que las mascotas recibieran atención médica veterinaria equiparable a un hospital privado, a un menor costo. Incluso, en 2017, el Instituto Mexicano de Medicina Veterinaria y Zootecnia le otorgó un distintivo de calidad y certificación.

Al respecto, la titular de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, Olivia López aseguró que el hospital veterinario sólo está bajo un proceso de reorganización para que ofrezca servicios de calidad. Si bien, se detectaron algunas irregularidades desde el momento de su apertura, hoy se busca fortalecer los servicios del lugar, así como la del personal, el cual padecía por dichas condiciones.

hospital veterinario

Foto: 88.9 Noticias

¿Qué pasó con la farmacia?

La farmacia es un caso especial, principalmente porque se trata de un servicio externo que funcionaba bajo licitación. Debido a los problemas administrativos cerró, además de los costos de los medicamentos eran excesivos. Incluso, se habló de que los propietarios eran familiares de la exdirectora del hospital, Silvia Viruega.

Ante los señalamientos, Mancera dijo desconocer la situación bajo la que se encuentra la clínica. “El lugar funcionaba perfectamente”. El senador refirió que los manuales de operación y administración del hospital veterinario los realizó el secretario de Salud, Armando Ahued y sus colaboradores.

hospital veterinario

Foto: El Universal

Con información de El Universal.


Publicaciones recomendadas

Comentarios