La Casa de Toño también le dice adiós a los popotes

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

La fiebre por dejar los popotes de plástico atrás y ayudar a disminuir nuestra huella ambiental es grande, entre algunas de las empresas que los dejarán de usar en sus productos está La Casa de Toño.

Esta cadena de restaurantes surgió en 1983 gracias a un joven de 18 años (Toño), que empezó vendiendo quesadillas preparadas por su madre y su abuela en la calle de Floresta, en la colonia Clavería, con su humilde anafre y comal.

El crecimiento ha sido exponencial y ahora cuenta con 45 sucursales en la CDMX y Estado de México, en las cuales “tomar una bebida con popote ya no es posible”.

La Casa de Toño informó que a partir del pasado martes dejará de ofrecer popotes. Esto aplicará en sus sucursales de la Ciudad de México (CDMX) y Estado de México.

La compañía expresó en un comunicado que se suma a la campaña “Sin popote está bien”, que ha sido promovido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) desde mayo pasado.

Para esto, la campaña se ha estado exhibiendo en las pantallas de las sucursales con motivo de orgullo.

la casa de toño

Foto: El Financiero

Esta iniciativa pretende concientizar a los ciudadanos para reducir el consumo de plásticos desechables, como el popote.

Los popotes están hechos a base de polipropileno o polietileno, y aunque su función solo dura entre 15 y 20 minutos, tarda 100 años o más en degradarse. Además, al llegar al mar afectan directamente porque los animales los confunden con alimento y hasta les provoca la muerte.

Te recomendamos: Starbucks anuncia que eliminará los popotes de plástico en sus tiendas

Algunas marcas como Starbucks o Boing también anunciaron que aplicarán acciones para eliminar el uso del popote.

La empresa empezó a formar parte del movimiento en sus redes desde el mes de febrero.

Con información de El Universal


Publicaciones recomendadas