La fortuna de Mancera

  • Compartidos
 en Voz Ciudadana

La fortuna de Mancera

Por José Contreras

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, es dueño de una casa de buen tamaño, cinco departamentos de lujo –uno de ellos en Acapulco– y dos locales comerciales grandes. Además, es accionista de por lo menos tres empresas, entre ellas el restaurante Los Bisquets Bisquets Obregón.

Tener mucho dinero o muchos bienes no es un delito. El problema empieza cuando quien ha acumulado riqueza no es capaz de explicar el origen de la misma.

Y el asunto se vuelve todavía más delicado cuando quien tiene ese patrimonio de origen dudoso es un servidor público de alto nivel, como lo es Mancera.

De acuerdo con un análisis elaborado por el grupo parlamentario del PAN en el Senado, el valor aproximado de los ocho bienes inmuebles que posee Mancera es de 43 millones 504 mil 108 pesos.

Si de esa cantidad se descontara lo correspondiente a los copropietarios de algunos de esos bienes, a Mancera se le debería atribuir un patrimonio –por concepto de esos bienes inmuebles– de 20 millones 231 mil 155 pesos.

A esa cantidad hay que agregar obras de arte propiedad de Mancera por un valor de 500 mil pesos; joyas con valor de 400 mil pesos; monedas y metales preciosos con un valor de al menos 500 mil pesos; menaje de casa por un millón 100 mil pesos y dos millones de pesos en acciones de tres empresas.

Para lograr el total todavía hay que agregar una cuenta bancaria que, al momento en que Mancera hizo pública su declaración Tres de tres –el pasado 12 de abril—tenía un saldo de un millón de pesos.

En el cálculo más conservador –pues faltaría añadir los rendimientos que le generan las empresas de las cuales es socio– el patrimonio de Mancera asciende a cerca de 26 millones de pesos.

¿Es poco? ¿Es mucho? Ese no es el problema. El problema, insistimos, es que se desconoce el origen de ese patrimonio y por lo tanto, no se sabe si lo obtuvo o no de manera lícita.

Un dato adicional. Este patrimonio del que hablamos, Mancera lo construyó a partir de que fue nombrado procurador general de Justicia del DF, en el 2008, por el entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard.

Como procurador capitalino, Mancera tenía un sueldo mensual de 89 mil 198 pesos. Y como jefe de Gobierno su salario es exactamente igual.

Si en estos siete años consecutivos en que ha percibido ese ingreso Mancera hubiera ahorrado su sueldo íntegro, sin gastar un solo centavo en nada, tendría en estos momentos poco más de siete millones de pesos.

Entonces: ¿De dónde salieron los 25 millones 831 mil 155 pesos que posee, según un cálculo conservador?

En el análisis elaborado por los senadores del PAN, que sirvió como argumento para solicitar que Mancera comparezca ante la Comisión Permanente y que sea investigada su situación patrimonial, hay un dato sumamente relevante: uno de los dos locales comerciales que posee le fue regalado por un particular –se desconoce quién– durante su campaña para jefe de Gobierno.

¿Quién le regaló a Mancera en plena campaña un local comercial con valor de 11 millones de pesos? ¿Y a cambio de qué? ¿Quién da regalos así?

Tiene mucho qué explicar este extraño millonario de izquierda.

Punto por Punto


Publicaciones recomendadas