La inseguridad crece abordo de Uber México

  • Compartidos
 en Seguridad

El servicio de transporte privado Uber o sus similares nacieron con la finalidad de brindar a la ciudadanía una forma de movilidad eficiente y segura; sin embargo, en México el crimen organizado y los asaltantes han logrado infiltrarse en esta modalidad para hacer de las suyas.

Tan sólo del 1 de enero al 30 de abril de este año, se han presentado en los Ministerios Públicos del país 79 denuncias por asaltos con violencia o sin violencia en automóviles de cualquier servicio concesionado o aplicaciones móviles, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Mientras que el año pasado fueron cometidos 273 asaltos dentro de los vehículos que prestan el servicio, lo que equivale a 11.2 ilícitos registrados quincenalmente o 0.74 diarios.

Esto pone los focos rojos en la efectividad de los filtros por parte de quienes contratan a los operadores.

Hace un par de semanas una mujer denunció públicamente y ante el Ministerio Público que un trabajador de Uber abusó sexualmente de ella.

Según familiares de la víctima, el operador César Sinaí desvió su recorrido en un automóvil Vento azul con placas de circulación MVR 9827, para cometer el ilícito en el Estado de México.

Algo similar ocurrió en la Ciudad de México, donde un conductor de la misma empresa fue condenado a 19 años de prisión por haber violado a una mujer en la calle Tamaulipas, de la colonia Condesa.

Según versiones de la Procuraduría capitalina, el implicado se detuvo durante el recorrido y cometió el delito; posteriormente la agredida fue llevada a su domicilio.

A pesar de ello, los conductores de Uber no se salvan de los actos delictivos o violentos en nuestro país. Y es que durante este y el año pasado se informó de casos donde los trabajadores de dicha empresa sufrieron de agresiones por parte de taxistas o de grupos criminales.

Uno de los casos más recientes fue el del 19 de junio pasado en Culiacán, donde un empleado fue ejecutado con más de 100 disparos por parte de una organización delictiva.

Otro caso fue el de Edgar Rodríguez del Moral de 41 años, quien fue asesinado en la delegación Tlalpan por resistirse a un asalto cerca de las 8:00 horas. Según testigos éste se negó a entregar su vehículo y los ladrones dispararon para escapar con el mismo.

A pesar de que a nivel nacional no se tiene una cifra concreta de cuántos ilícitos y asesinatos se han cometidos en este servicio de transporte, en entidades como Nuevo León o Jalisco las autoridades han realizado programas para poder detectar a los delincuentes.

En municipios como Zapopan, la policía local comenzó con una serie de operativos para detectar irregularidades en los automóviles. Entre las acciones se revisan el número de placa, identificación de los conductores como parte de la plataforma digital de la empresa para la que laboran.

En Guadalajara, los vehículos no son revisados, sino que se difunde información para que la gente advierta sobre el incremento delictivo en las unidades de este tipo de servicio.

En la Ciudad de México o en el territorio mexiquense todavía no se cuenta con acciones para detectar automóviles que puedan representar un peligro para la integridad de los usuarios.

Sin embargo las autoridades capitalinas han insistido en que la ciudadanía debe levantar su denuncia ante cualquier delito a bordo del transporte público o privado para poder tomar acciones específicas.

Rafael Alejo

Fuente: El Big Data

Recent Posts