La mafia de las bases con taxis piratas

  • Compartidos
 en Movilidad

Poner una base de taxis en las pequeñas colonias es relativamente fácil, sólo se necesita un líder, que muchas veces es un taxista, una esquina estratégica y botes para apartar los lugares, la banca, sombrilla o sombra son opcionales.

Rufino Gómez, quien por motivos de seguridad solicitó que se le cambiara el nombre, despachador de una de las cientos de bases piratas de taxis que hay en la ciudad, dijo en entrevista para Letra Roja que una base de taxis sólo necesita la organización de un grupo de choferes.

“Los líderes de las grandes asociaciones de taxistas no voltean a ver a las colonias chiquitas. Ellos se van a lo grande, quieren sitios en la Del Valle, la Roma, Polanco; tal vez en colonias no tan ‘nice’, pero sí en avenidas. Nosotros nos acomodamos en cualquier calle”, explica.

taxis piratas

Las bases piratas se ahorran hasta 12 mil pesos

De enero a junio de 2016, 281 sitios de taxis revalidaron su registro o pidieron autorización a la Secretaría de Movilidad (Semovi) para operar conforme a la ley, de acuerdo con información de la Ventanilla Única de Transparencia.

Para que una base de taxis pueda operar legalmente es necesario realizar una serie de trámites. La Semovi pide que se registre un propietario, mandatario o apoderado, el cual será el representante legal de la base, comprobante de domicilio, registro federal de contribuyentes, carta de que la organización no tiene problemas de disidencia, acta constitutiva, padrón vehícular y acta de asamblea protocolizada vigente.

Además, la organización debe hacer un pago de derechos de $4,617.50 anualmente. Y por concepto de permiso para el establecimiento de Equipamiento Auxiliar $1,223.50, por  Estudio Técnico $656.00 y por cada cajón vehicular autorizado $1,123. Es decir, una base de taxis con cinco cajones debe pagar anualmente aproximadamente 12,000 pesos.

Las pequeñas organizaciones prefieren evadir trámites y pagos, por lo que operan ilegalmente. En algunos lugares se encuentra una banca, un pequeño techo de lámina, una sombrilla grande o simplemente un despachador para señalar que ahí está la base de taxis.

taxis piratas

En la práctica operan como las grandes asociaciones, tienen un líder y los taxistas pagan una renta por laborar dentro del sitio, quizá no se mueven grandes cantidades de dinero, pero todo indica que es un negocio redituable.

“Aquí las ganancias no son muchas. La mayoría de los servicios los hacemos son de 15 a 20 pesos. La gente de la colonia nos conoce, somos vecinos, a veces hasta damos ‘rays’. Es nuestro territorio”, declaró Rufino.

El despachador cuenta que su pequeña organización tiene tres bases en la misma calle, las cuales se encuentran en Arroyo Tlaloc, colonia Estrella del sur, delegación Iztapalapa.

“Los que están en la base del Metro son los que mejor ganan, ahí los servicios no faltan y menos en la noche. Acá arriba es medio flojo, pero tampoco nos quejamos”, dice. El Metro al que Rufino se refiere es a Atlalilco de la línea 12, que se encuentra sobre Avenida Tláhuac y Campesinos.

taxis piratas

Base pirata, taxis piratas

En la base de taxis que Rufino trabaja, sólo dos de los 15 taxis que operan en el sitio son taxis constituidos, los demás son carros particulares con taxímetro, es decir, taxis piratas.

Juan Sánchez, taxista del lugar, dijo a Letra Roja que era más conveniente para él poner a trabajar su carro particular que comprar un taxi, pues piden muchos requisitos para operar un taxi legal y es mucho dinero a invertir.

“Yo quiero ser mi propio jefe. Es mejor comprar un carro de 50 mil pesos y meterlo a trabajar que endrogarse con un taxi, o trabajar para alguien más, con lo que tienes que dar de cuenta no te queda ni para la el refresco del día”, explicó.

Juan dice que prefiere pagar poco por su plaza en el sitio. Y afirma que traer un carro particular como taxi no afecta en su trabajo, “soy vecino de la colonia, todos nos conocemos y hay confianza. La gente prefiere tomar un taxi de la base que uno de fuera, ya saben quienes somos”.

Pamela Ventura

Letra Roja


Publicaciones recomendadas

Comentarios