“La Perla”, nombre clave de la Plaza Garibaldi para la mafia 

  • Compartidos
 en Seguridad

La Plaza Garibaldi es denominada “La Perla” por las mafias de la Ciudad de México. Es una de las zonas más cotizadas entre grupos del narcotráfico para la distribución de drogas las 24 horas del día.

Al lugar llegan entre cinco mil personas  todos los días, y la cifra alcanza los siete mil en un fin de semana.

Imagen de: CDMXTravel

En “La Perla”, los paseantes pueden encontrar marihuana, cocaína, heroína y recientemente crystal. Este centro de distribución de drogas y almacenamiento,  actualmente pertenece a la Anti-Unión

La Secretaría de Seguridad Pública refieren que en los alrededores se ubican al menos 500 vendedores de drogas al menudeo.

Disputa por “La Perla”

El viernes pasado, tres sujetos vestidos de mariachis atacaron un establecimiento de la Plaza Garibaldi. El saldo fue de seis muertos y siete heridos.

 

Las autoridades señalan que los hechos responden a un conflicto entre grupos delincuenciales que se disputan la venta y distribución de droga.

Existen dos bandos que pelean por la plaza: La Unión de Tepito y la Fuerza Anti-Unión. 

La primera la dirige  Roberto Moyado Esparza, “El Betito”, recluido en un penal federal en Veracruz. La segunda, Sergio Flores Concha, “El Tortas”.

La Policía Federal y la PGR señalan que la Anti-Unión tiene una vecindad en el Callejón de la Amargura que usa como bodega.

 

El establecimiento atacado el pasado 14 de septiembre perteneció al grupo La Unión de Tepito; sin embargo, en diciembre el grupo Flores Concha asesinó al lugarteniente de Moyado Esparza en Garibaldi.

La Fuerza Anti-Unión dejó a Víctor Barajas, quien fue ejecutado por La Unión de Tepito en un deportivo en Tlatelolco. Sin embargo, el negocio  de venta  drogas al menudeo la continúo su esposa, quien murió tras el ataque del viernes.

Operativo en Garibaldi y Tepito

operativo

La Secretaría de Seguridad Pública implementó un operativo en las zona centro, Tepito, colonia Guerrero y Garibaldi para inhibir la actividad delincuencial. En este despliegue participaron 300 elementos de la corporación.

En un principio se manejó que el operativo era para detener a los autores materiales e intelectuales de la masacre de Garibaldi.

 

El resultado fue de cinco detenidos por el delito de narcomenudeo y siete motocicletas que circulaban de manera sospechosa. Además, de un vehículo que circulaba sin placas y  el decomisó de un arma de fuego.

Con información: El Universal


Publicaciones recomendadas